Noticias Comunales

La Masacre de Flores tendrá resolución en 20 días

Matías Bagnato, sobreviviente del hecho sucedido en 1994, declaró ante la Cámara Nacional de Casación Penal y solicitó la no liberación del asesino de su familia. “Tienen la decisión en sus manos sobre si sigo vivo o no”, dijo a los jueces.

“Tienen la decisión en sus manos sobre si sigo vivo o no”, declaró Matías Bagnato, sobreviviente de la Masacre de Flores, ante los jueces de la Cámara Nacional de Casación Penal, en donde estuvo reunido por más de 20 minutos y en donde pidió que no liberen al asesino de su familia, Fructuoso Álvarez González, quien en 2011 fue vuelto a atrapar luego de amenazar de muerte a Bagnato. El homicida español pidió una revisión de su condena y solicitó su expulsión del país por la ley de extrañamiento, beneficio que pueden pedir los extranjeros después de cumplir la mitad de la condena.

Los jueces Gustavo Bruzzone, Luis García y Luis Niño le respondieron que la resolución definitiva se dará en 20 días, con lo que se estiran los plazos, ya que se esperaba que se diera en el día de hoy. “Tengo la oportunidad de ser la primera víctima en Argentina que va a ser escuchada por los jueces de Casación. Esto hasta hoy era imposible en Argentina”, explicó Bagnato quien también les pidió a los jueces que “evalúen lo que dicen los psicólogos, que aseguran que (el múltiple homicida) no tiene arrepentimiento por lo que hizo y que es un psicópata”.

Bagnato fue terminante con su posición frente a la solicitud de Álvarez González ya que explicó que “los jueces tienen que saber que darle la libertad a este monstruo es ponerme preso a mí” porque “él quiere terminar con ese desastre que hizo el 17 de febrero en mi casa. Eso significa matarme a mí y a mi abuela”.

Por su parte, la abogada de Bagnato afirmó que Álvarez González es “un psicópata” y que “no puede salir de la cárcel” porque “la única idea que tiene en la cabeza es terminar con la vida de Matías y su abuela”.

La Masacre de Flores ocurrió el 17 de febrero de 1994 cuando la casa de la familia Bagnato, que se encontraba en la calle Baldomero Fernández Moreno 1906, fue incendiada por Álvarez González, quien le reclamaba una supuesta deuda al padre de la familia. Por el hecho, murieron José Bagnato (42), su esposa Alicia Plaza (40), dos de sus hijos Fernando (14) y Alejandro (9) y Nicolás Borda (11), amigo de los niños que se había quedado a dormir esa noche.

Matías Bagnato fue el único sobreviviente del hecho y Álvarez González, hoy de 56 años, fue condenado a perpetua por los homicidios en 1995 pero en 2004 fue extraditado por tener ciudadanía española. En el país ibérico lo liberaron y fue recapturado en Argentina en el 2011 luego de amenazar de muerte a Bagnato.

En su cuenta de Twitter, Bagnato agradeció el acompañamiento y nuevamente exigió a la justicia una respuesta favorable a sus expectativas: “Gracias a todos x estar a mi lado hoy y por NUNCA dejarme sólo! X suerte no vi al monstruo En 20 días conoceré la decisión de casación. esperemos que la justicia nos permita vivir en paz de una vez x todas! GRACIAS X TANTO”.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba