Noticias Porteñas

Eliminaron el pan del menú en las escuelas porteñas

“Chau paneras” es el nuevo programa de los comedores y dicen que tendrá más frutas y verduras. La medida causó repudio por considerarse como otro ajuste al sistema educativo. 

Con el argumento de “cuidar la alimentación de los chicos”, el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, justificó la eliminación del pan en el menú de los comedores escolares porteños.

“Con esto estamos cuidando mejor a nuestros chicos”, sostuvo el mandatario, y en tan sólo segundos generó polémica en toda la comunidad educativa y cientos de reclamos en las redes sociales por parte de padres, estudiantes y vecinos en general.

Hasta incluso los sindicatos docentes, como la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), repudiaron la medida oficial: “Sabemos que el solo hecho de sacar el pan de la mesa es un simple recorte y no un mejoramiento de la calidad alimentaria, dado que las prohibiciones y las restricciones no son las acciones educativas que propiciarían la concientización y educación alimentaria”, advirtieron mediante un comunicado público.   

“Son patéticos, no se dan cuenta que el pan es un acompañamiento de la comida. Yo les enseñé a los chicos a empujar el arroz y la carne con la rodaja de pan. Como el plato es playo si no tienen pan, la comida cae sobre la mesa y no comen nada. ¿Cuánto se creen que van a ahorrar en el presupuesto alimenticio? Estamos hablando de una rodaja de pan por chico. ¡Eso es lo que recibían hasta ahora!”, dijo indignada Analía, una docente de nivel inicial de una escuela pública del Distrito Escolar Nº 7 que prefirió no dar su apellido.

Lo cierto es que Larreta anunció el viernes pasado la quita definitiva del pan del menú escolar, el cual sería reemplazado por “alimentos más saludables”. Sin embargo, los gremios docentes como UTE y la comunidad educativa advierten que se trata de un nuevo “ajuste” y que el recorte redujo también las raciones diarias.

Durante el anuncio, Larreta presentó el nuevo menú con el título “Chau paneras”, ya que el mismo incluirá, al parecer, más frutas y verduras y menos pan y pastas. También dijo que tendrá más legumbres, más carne de cerdo y menos productos industrializados, ya que se eliminan el medallón de pollo y las salchichas, y se incluye la tortilla de verduras.

Entre las quejas, se destacan aquellas que dicen que falta el reemplazo del pan y que las raciones son más chicas.  A consecuencia de ello, los chicos comen menos, incluso hay algunos que no comen nada, cuando el plato del día no les gusta. “A veces el pan es lo único que comen”, agregó Analía.

“Para quienes transitamos las escuelas es claro que el pan sirve para cubrir muchos déficits que presenta el servicio de las concesionarias: ante el achicamiento de raciones, falta de comida por imponderables, muchas veces el pan se convierte en un recurso complementario en la alimentación”, argumentaron en su comunicado los miembros de UTE.

Lo cierto es que desde esta semana se pueden ver carteles pegados en la puerta de las escuelas en repudio a esta medida, advirtiendo sobre el cambio de menú para aquellas familias que aún no se enteraron. “Familias, a partir de hoy los niños/as no comerán pan en el almuerzo. El Gobierno de la Ciudad y la ministra de Educación dicen que hay obesidad”, se lee en la puerta de una escuela de San Telmo.

Asimismo se replican a través de las redes sociales los mensajes críticos hacia el controvertido menú escolar.

“Se amparan en Ley 3.704/2010 de alimentación saludable y dicen que hay un problema de obesidad y hay que sacar el pan. Pero no lo reemplazaron (…)”, señaló Federico Puy, docente y delegado de ATE y luego agregó: “Lo que notamos es que hay mucha hambre. Los chicos se pelean por las viandas. Vienen con indicaciones de los padres de pedir una vianda más. El Gobierno lanza ‘chau paneras’ pero no aumenta raciones y la comida no es de calidad”.

Cabe destacar este programa no solo se aplica para el menú de los almuerzos, sino también para las viandas que se sirven como desayuno o merienda en las escuelas.

En el segundo día de implementación, la vianda pasó de un sándwich de pan blanco con una feta de mortadela y otra de queso, a un sándwich de pan negro con dos fetas de queso.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba