Noticias Comunales

Un debate que trasciende territorios y sentidos comunes

El sábado 14 hubo una jornada por el aborto legal en el bar “La Turba” de Varela y Tandil que contó con la presencia de Malena Briones, María Eugenia Otero y Florencia Lafforgue.

Al llegar lugar, se podía observa la presencia de muchos jóvenes estudiantes secundarios reunidos en la esquina, que estaban “haciendo el aguante”, militando con fuerza la lucha para que el aborto sea legal.

Chicas luciendo el pañuelo verde en sus cabezas, en sus mochilas o en sus muñecas. Un símbolo de esta campaña 2018 que, a esta altura, está naturalizado e incorporado en los que acompañan esta legítima y consciente causa, aquella que impulsó el movimiento feminista y que hoy se ha extendido a otros territorios.

Ante un centenar de presentes, se dio inicio a la exposición de cada una de las oradoras. La primera en hablar fue Malena Briones, estudiante del Instituto Rogelio Yrurtia y referente de la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB), también militante del Encuentro de Feminismo Popular.

A continuación siguieron las exposiciones de María Eugenia Otero y Florencia Lafforgue.

Se destapó una olla

Malena hizo referencia especialmente a la necesidad y el surgimiento de la elaboración de un “protocolo en contra de la violencia de género” en el año 2017 y a toda la lucha que se viene dando en el ámbito de los colegios secundarios porteños.

Desde este lugar aclaró que “fue la primera vez que se dio el debate de qué hacer con las denuncias de abusos sobre una compañera, y lo que se resolvió en aquel momento fue hacer una asamblea informativa; así apareció un conflicto y se empezó a debatir sobre esto”.

También agregó que, a partir del hecho, se reflejó la desigualdad de género en el sistema patriarcal, donde las relaciones de poder someten a las mujeres ante el sexo biológicamente masculino.

Se forjó una conciencia en contra de la violencia de género y una lucha en contra del sentido común.

Así más pibas empezaron animarse a denunciar.

Sé que ustedes no nos van a dejar retroceder

Por su parte, María Eugenia Otero, psicóloga social, militante feminista y docente del pos título “Especialización en Educación Sexual” en el Profesorado Joaquín V. González, comenzó reflexionando: “Me da mucho orgullo escuchar a Malena y a ustedes (señalando a los jóvenes presentes) porque sé que no nos van a dejar retroceder y eso no da mucha polenta”.

En relación al pos título, comentó que viene creciendo año a año y que cada vez son más los y las docentes que se acercan para formarse y jugarse por los derechos de las chicas y los chicos.

Coincidió con lo reflexionado por Malena al referirse a los “sentidos comunes” y “mandatos sociales” que no hacen más que reproducir las desigualdades de género.

Además Otero actualizó las novedades -no muy buenas- sobre la inscripción al pos título“Nosotros teníamos la posibilidad de albergar más o menos a doscientos cuarenta estudiantes, hoy se doblegó la cantidad de inscriptos y no vimos ante la compleja situación de tener que hacer un sorteo.”

Dijo que hicieron el reclamo correspondiente a las autoridades competentes y que, aún, no cuentan con la correcta resolución que garantice el desarrollo de la cursada normalmente.

El “Joaquín” sería uno de los 29 Institutos de Formación Docente que cerrarían tras la insistente, y a nuestro entender, errónea idea del Gobierno de la Ciudad para crear la UNICABA (Universidad de la  Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

Para finalizar Otero dijo: “En nuestro espacio antes discutíamos sobre el aborto legal y muchos estaban en desacuerdo, y hoy esto ya no pasa”.

Alertó que, el ser feminista, se tiene que tomar con seriedad, estudiando y siendo responsables.

De regalar los pañuelos a instalar la campaña

Florencia Lafforgue, feminista, docente especializada en ESI (Educación Sexual Integral) e integrante de la “Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito” cerró la jornada.

Comenzó su participación manifestando la necesidad de hacer un repaso histórico por la lucha del movimiento feminista en Argentina: “Si bien la campaña empezó en el año 2005, sería injusto pensar que ese es el punto inicial sin dejar de lado toda una genealogía feminista. Hubo feministas desde siempre, como fue la Comisión por el Derecho al Aborto.  Y en ese momento ni siquiera el feminismo lo tomaba como consigna”.

Incluso agregó que, antes, en los encuentros feministas, no había talleres sobre el tema, y que ya no es algo tabú. Respecto al crecimiento de la campaña verbalizó: “Cuando empezamos con la campaña, éramos algo chiquito, una mesa en el Congreso, en la esquina de la confitería el Molino, y regalábamos los pañuelos”.

Explicó que fue todo un proceso instalar el tema y que el hecho de poder explicar que al aborto es un derecho de las mujeres, fue muy importante para “salir de los sentidos comunes”.

Lo mismo ocurre cuando se habla de la ESI en las escuelas o se comenta la existencia de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir.

Luego, los pibes y las pibas tuvieron la posibilidad, con mucho entusiasmo, de hacer preguntas a las expositoras.  Quizás la ley no se apruebe. Pero el tema se ha instalado socialmente.

Actualmente el aborto legal es un tema que se habla en los medios alternativos y que ahora ha trascendido a los medios tradicionales. Se está debatiendo en el Congreso Nacional. Ocupa agendas, hasta de algunos sectores políticos que previamente no lo habían considerado.

Todos y todas quieren tener el pañuelo. Algunas facultades han incorporado en sus planes de estudio cátedras libres para debatir sobre este tipo de contenidos.

El movimiento feminista no para de crecer. La lucha en las calles tampoco. Estaremos atentos. Acompañando y esperando que los derechos de las mujeres y las personas con la posibilidad de gestar se cumplan, garantizando el aborto legal, seguro y gratuito.

Fotografías: Encuentro de Feminismo Popular

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba