Noticias Comunales

Continúa la busqueda de Priscila, la piba desaparecida del Bajo Flores

Los medios tradicionales muy pocas veces hacen visible la problemática de los niños y adolescentes en torno al complejo entramado de las redes de trata. Detrás de estos casos existen muchos otras más, a veces invisibles. 

Las pibas de la Villa 1.11.14 siguen desapareciendo.

El Estado ha demorado su presencia y accionar por muchos años.

La presión de familias y docentes organizados ha sido una acción valiente, de lucha organizada y de resistencia. Este ha sido y es un tema muy complejo de abordar, donde se enfrenta a mafias organizadas de redes de trata de personas y complicidades policiales.

Actualmente la organización “Red de docentes, familias y organizaciones del Bajo Flores” cuenta con un protocolo de acción.

Hoy se continúa buscando a Priscila, otra piba desparecida en el Bajo Flores.

Esta red emitió un comunicado en el que se dice:

*BUSCAMOS A PRISCILA*

Buscamos a Priscila Beatriz Sigales de 16 años de edad. La última vez que la vieron fue el 17 de febrero de 2018 en la plaza de Av. Jujuy y México, barrio de Balvanera. Priscila vivía en un hogar que realizó la denuncia de su desaparición un mes después y, por este motivo, aún no se impulsó la búsqueda correspondiente.

La situación de Priscila nos pone de cara a la poca importancia que el Estado le otorga a las pibas que están en situaciones vulnerables o que, sencillamente, desean vivir en mejores condiciones. Derechos que el Estado priva con su acción violenta.

Por eso, cuando desaparece una piba, salimos a visibilizar su búsqueda y motorizarla si es necesario.Porque sabemos que es con la potencia que construimos juntxs que las pibas aparecen.

Salgamos a gritar sus nombres, a decirle al estado que nosotrxs no nos bancamos esta ausencia. Exijamos al estado que salga a buscar a las pibas con la celeridad que corresponde.

*Repliquemos la búsqueda de Priscila en los medios y en las redes sociales, en las calles y en las escuelas porque no nos da lo mismo que haya una piba menos en el barrio y por eso salimos a buscarla. Acompañanos en esta búsqueda.*

Ni encerradas, ni desaparecidas, con vida y derechos todas las pibas.

*Red de docentes, familias y organizaciones del Bajo Flores.*

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba