Noticias Porteñas

Los buzones porteños tienen quien los cuide

La ONG Rescatando Buzones se dedica desde 2014 a recuperar uno de los emblemáticos íconos porteños. A pesar del avance de la tecnología, los buzones expresan el sentido de pertenencia e identidad con la Ciudad de Buenos Aires.

Desde 2014, un grupo de jóvenes que promedian entre los 30 y los 40 años se encargan de cuidar y de generar conciencia sobre la protección de los buzones porteños y de su importancia histórica y su sentido identitario para la Ciudad de Buenos Aires.

Ellos pertenecen a la organización no gubernamental “Rescatando Buzones”, la cual define su objetivo como el “lograr la protección patrimonial de todos los buzones de Buenos Aires en su lugar”, según consta en su página web institucional.

Desde la ONG consideran que los buzones “al igual que otros tantos objetos presentes en la Ciudad de Buenos Aires son parte de nuestra historia e interactúan con nosotros construyendo una parte de nuestra identidad”.

Es por eso que estos jóvenes decidieron realizar la tarea de su conservación: “La mayoría están ahí desde hace casi un siglo o incluso más, es decir, antes que casi todos nosotros. Son referencias en la gente mayor de cartas a familiares que vivían lejos, amores, punto de encuentro”, explicó Matías Profeta, fundador de Rescatando Buzones, en varias oportunidades.

Además, se proponen desde la institución lograr que se establezca una normativa que proteja estos íconos de las esquinas de la ciudad.

Haciendo un poco de historia, fue en 1580 cuando se envió la primera carta desde Buenos Aires. La misma fue escrita por Juan de Garay tres días después de la fundación de la ciudad y en ella informaba sobre lo que sucedía en este lado del mundo al Consejo de las Indias de España.

Ya en 1858 se instalaron los seis primeros buzones rojos que imitaron en forma y color a los buzones ingleses y fueron claves para la comunicación de la época.

Actualmente, según el Correo Argentino, en la ciudad quedan sólo 175 buzones, los cuales se encuentran muy deteriorados, despintados y sin atención, y de los cuales tan sólo veinte son utilizados realmente. En las épocas doradas de este sistema llegaron a existir más de 1400.

En la Comuna 7, los vecinos todavía pueden encontrar buzones en las esquinas de Eva Perón y Emilio Mitre, en Directorio y Centenera, en Asamblea y Emilio Mitre y en Directorio y Craig.

Rescatando Buzones no sólo se dedica a recuperarlos, sino que mantiene un mapa interactivo en su sitio web, en el cual marcan los lugares donde aún hay buzones instalados y diferencian entre aquellos que fueron restaurados por la institución y los que aún están desprotegidos.

Todavía hay una luz de esperanza para los buzones porteños porque desde el Correo Argentino se planteó la posibilidad de ponerlos en valor junto al gobierno poryeño, en principio, aquellos que se encuentren ubicados en zonas de preservación histórica, en particular en el centro de la ciudad.

Luego, existe la posibilidad de que se continúe con aquellos buzones que se encuentran más alejados.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba