Noticias Comunales

“Las cooperadoras escolares están perdiendo poder de gestión”

Sobre el rol de las cooperadoras y el estado de situación de las escuelas en la Comuna 7, entrevistamos a su delegado comunal, Gustavo Alonso, con quien hablamos de estos temas.

La Comuna 7: ¿De qué se trata ser delegado comunal de cooperadoras?

Gustavo Alonso: Hace unos seis años el Ministerio de Educación sacó una resolución, la 3531, donde forma un cuerpo de delgados. Así se empiezan a llamar a asambleas comunales a todas las cooperadoras de cada comuna. Luego, entre los cooperadores se vota, y eligen a los delegados. Yo ahora estoy cumpliendo mi segundo mandato, y no podemos tener cargo dos veces seguidas. Son cargos ad honorem, esto es todo a pulmón.  En esta comuna somos cuatro. Esto lo creó la actual gestión. Esto sale redactado en la Ley FUDE (Fondo Único Descentralizado Escolar). Es el mal llamado “subsidio” que le dan a las escuelas, porque es lo que le corresponde de la partida presupuestaria que les corresponde a las cooperadoras, para ejecutarlo en las escuelas. Con este dinero se hacen compras de cuestiones básicas, porque la comida está a cargo de empresas tercerizadas, por ejemplo.  En la ciudad, creo que quedan dos o tres comedores autogestionados y funcionan muy bien.  No corresponden a esta comuna precisamente. Ser delegado, es ser básicamente cooperador. Actualmente las partidas de dinero no se están cumpliendo, de esta manera no están cumpliendo con la ley.  Es así que actualmente nos juntamos para ver qué compras podemos hacer de manera comunitaria, organizándonos para canalizar reclamos hacia el Ministerio y la Dirección General de Escuelas. Funcionamos como un núcleo de cooperadoras para tener información y saber que pasa en la Comuna 7. Por otro lado, el Estado provee de un funcionario público denominado “asesor de cooperadoras”. Hoy en día ellos trabajan por distritos y no por comunas. Acompañan a las asambleas de las cooperadoras y luego la información le llega a Matías Segura de la Dirección General de Escuelas.

LC7: ¿Cuáles son los problemas estructurales de las escuelas de la Comuna 7?

GA: La falta de mantenimiento. Las empresas a cargo, tercerizadas, aparecen por las escuelas 2 horas por semana. Muchas veces si la cooperadora quiere hacer algo, tiene que pedir permiso, desde cosas básicas como cambiar un enchufe. No quiero sonar demasiado complicado, pero yo creo que hay un plan sistemático para sacar a las comunidades de las escuelas. Cuando digo comunidades me refiero a la relación entre la cooperadora y la comunidad de los padres y madres. Existen acciones, por parte del gobierno, que juegan al desgaste, así las cooperadoras escolares están perdiendo poder de gestión. Los subsidios poco a poco se fueron cortando.  En la Ciudad no se han querido adherir a la nueva Ley de Cooperadoras Nacional. Todavía existen normativas y resoluciones de la época de la dictadura.  Esta gestión no quiere que la comunidad sea proactiva y que gestione. Tenemos reuniones pendientes con Matías Segura y con Soledad Acuña.  No nos reciben, y cuando nosotros insistimos, empiezan a invitar a cooperadores por mails para que vayan a los desayunos que hacen ellos. Después dicen que eso es diálogo, pero a nosotros nos vienen ninguneando. Falta mobiliario escolar, insumos, faltan vacantes. De a poco seguimos trabajando, las comunidades tenemos que estar unidos con los padres.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba