Noticias Comunales

El Fuego de los Sueños

Es parte del título de la nueva Fogata de San Juan que es tradición desde hace 15 años en el Bajo Flores. Daniel Quiroz, referente de COOPA, Cooperativa de Producción y Aprendizaje, cuenta los detalles.

La frase completa del flyer decía: “NO al fuego de las armas, SI al fuego de los sueños”. Y seguía: “Basta de violencia, muerte y discriminación”.

En el documento de la convocatoria -al cual tuvimos acceso desde este medio- se lamentaron las muertes tempranas de pibes y pibas de los barrios de esta parte de la Ciudad de Buenos Aires.

De alguna forma la Fogata de San Juan se vivió como un espacio y un momento para pedir el cese de la violencia y para soñar con proyectos de vida, aquellos anhelados por la mayoría de los habitantes del Bajo Flores. “Que se queme lo malo y el fuego genere la fuerza para mejorar las relaciones entre las personas”.

Mucha la gente se convocó el sábado pasado a la tarde en el EMEN N° 3 de Agustín de Vedia 2519. Allí hubo música en vivo, comida, una kermese, bailes folclóricos y la fogata.

Lorena Fernández, coordinadora del  Proyecto Adolescentes del Bajo Flores, le adjudicó a la fogata mucha importancia: “La fogata es un encuentro comunitario. El año pasado hemos trabajado la consiga ‘que lo malo quede atrás’. Que el fuego se lo lleve todo. Que era posible otra realidad y este año en particular dado el contexto en que se enmarca la violencia institucional, tratamos de darle un enfoque de derechos. Participamos organizaciones del barrio, instituciones, políticas, educativas, deportivas. Quisimos quemar todo aquello que nos genera miedo y angustia, a quemar la violencia en todas sus formas. La institucional, la ejercida por el Estado.  La policía también mata y fusila. Queremos fomentar el espíritu para que el Bajo Flores sea uno sólo. Y desde el plano cultural realizamos un sincretismo, convocando lo religioso mezclado con lo pagano, donde todos podemos creer que en la noche de San Juan, que es la más larga, es posible cambiar nuestra realidad”.

A continuación queremos compartir textualmente del documento redactado por Patricia Miranda, referente de la Escuela EMEM 3:

“Hoy nos convoca nuevamente la organización de la fogata. Como todos estos años, intentamos imprimirle un sentido y un sentir que nos permita reflexionar y curarnos comunitariamente. Todavía no promedio el año y ya contamos con numerosos episodios de violencia intrabarrial a lo que se suman las dolorosas muertes tempranas. Queremos expresar nuestro compromiso para construir a pesar de los obstáculos y carencias que sabemos atraviesan las vidas de nuestrxs pibxs un camino que despierte proyectos y elecciones diferentes a la lógica que justifica la violencia. Hay actualmente internados en estado grave dos jóvenes del barrio que fueron alcanzados por proyectiles de armas de fuego en un enfrentamiento y disputa que determina la cotidianidad del barrio en manos de grupos minoritarios. 
El tema de la violencia es difícil de abordar sin caer en el lugar común de la moralidad o el prejucio. Lo cierto es que sabemos que esta naturalizada en nuestra comunidad y que nosotros como adultos debemos problematizar, interpelar el lugar que ocupa la violencia en nuestro barrio. Pensamos que con amorosidad y con la referencia del trabajo social  de muchxs de nosotrxs es posible que este año  invitemos a QUEMAR todo lo que nos genera, miedo, violencia, angustia. Invitar a quemar las armas, las fronteras barriales, los enfrentamientos entre banditas, la policía que fusila. Una montaña de todo lo que queremos que se vaya del barrio y una montaña de todo lo que deseamos para el barrio. Invitar a todxs lxs adultxs  los  del barrio a acompañar a los pibxs a no dejarlxs solos a estar presentes. Como colectivo de referentes y organizaciones tenemos que resignificar nuestro rol y de algún modo dar voz a la mayoría de nuestros vecinxs y chicxs que eligen otro modo de vivir y relacionarse.  Se vienen tiempos difíciles, más de lo que estamos atravesando entonces hay que fortalecerse. Que el fuego nos  de  esa fuerza”.

Por otra parte, Daniel Quiroz, al respecto reflexionó: “Es una de las fiestas más importantes, de las más grandes que se arman en el Bajo Flores. Es un momento para encontrarse, para que los chicos jueguen, para que participen de la kermese, para que puedan tomar un mate, o recibir una golosina.  Para que también puedan participar de la mesa de los deseos, de las actividades propuestas por el Club de Jóvenes. Queremos dejar los problemas atrás y que los chicos puedan soñar. Porque nosotros creemos que en el barrio realmente pasan otras cosas, y no solamente cosas malas.  La comunidad participa activamente trayendo su muñequito, o llevando los papelitos de la mesa del deseo”.

Por último, Quiroz anunció que la “Fogata” fue declarada de interés por la Legislatura de la Ciudad desde el año 2012 y que se trata de una experiencia que vale la pena compartir para soñar y creer que lo mejor está por venir.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba