Noticias Porteñas

Cambios en las comisarías

Desde el primer día del mes de julio todas las comisarías de la ciudad cambiaron en su funcionamiento interno, infraestructura y jurisdicción. Ahora habrá Comisarías Comunales y Dependencias Vecinales en todos los barrios.

El ambicioso proyecto que se extenderá durante cuatro años (2018-2022) prevé grandes modificaciones. Desde el Ministerio de Seguridad porteño aseguran que para el 2022 se habrán reducido los edificios de 54 a 43, lo que se traducirá en más policías en la calle.

Una de los cambios más importantes consiste en que las 54 comisarías de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, distribuidas hasta ahora en 8 circunscripciones, serán suplantadas por 15 Comisarías Comunales.

Dentro de sus límites -que pasarán a coincidir con los de las comunas- existirán 28 dependencias vecinales, que harán un total de 43 edificios destinados a la función policial.

En el marco del proyecto, se construyeron además instalaciones diseñadas especialmente para el uso policial. Así, las comisarías serán repotenciadas con más recursos y mayor soporte para cumplir sus funciones de manera más eficiente, afirmaron desde el Ministerio de Seguridad.

Para ser identificadas, cada Comisaría Comunal pasará a responder al número de la comuna en la que se encuentra, en tanto las vecinales -de las que podría haber más de una por comuna- llevarán letras.

Habrá una Dirección Centralizada de Alcaidías dentro de cada comisaría, que permitirá en el futuro tomar declaraciones en la dependencia, agilizando el proceso, por ejemplo en el caso de los traslados.

Las autoridades además destacaron que, según un estudio, la nueva distribución permite mayor presencia de policías en las calles y un 20% más de cercanía entre el vecino y la comisaría.

Todos estos cambios, en principio, sugieren cambios culturales a largo plazo, tanto desde el correcta labor policial como desde el tan ansiado acercamiento entre los vecinos y las fuerzas policiales por parte de la actual gestión del gobierno porteño.

Mientras tanto, una aparente ola de delitos resurgió en la Comuna 7, tras la denuncia de algunos vecinos de Flores y Parque Chacabuco, que se vieron replicadas en los grandes medios de comunicación.

En la búsqueda de “transparencia”, José Daniel Soria Barba, inspector principal de la Policía de la Ciudad, fue detenido tras ser acusado de esconder 17 panes de marihuana en un operativo.

También está siendo investigado por falso testimonio en el juicio oral por el asesinato de Nehuen Rodríguez, quien fuera atropellado por un patrullero de la Policía Metropolitana en 2014 en La Boca.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba