Noticias Comunales

Homenaje a Emilio de Lorenzo

El sábado 25 se cumplieron 40 años del secuestro y desaparición de Emilio de Lorenzo. “Barrios x Memoria y Justicia” colocó en Parque Chacabuco una baldosa en su nombre. 

En una tarde más calurosa de lo habitual para esta época del año, familiares, amigos y organizaciones sociales y políticas se reunieron para rendir homenaje a Emilio de Lorenzo en Zelarrayán 1691, frente a la ex fábrica Volcán, lugar donde vivió y militó.

Emilio era militante de la JP (Juventud Peronista), y esta parte de la Comuna 7 tiene una historia muy marcada por la militancia de los años 70: Juan Carlos “Canca” Gullo -quien estuvo presente-, Carlos Soer, Chacho Pietragala, algunos de los militantes que empezaron a dar pasos de una manera más orgánica.

Lorenzo estuvo detenido junto a su compañera Eva en el ex Centro Clandestino de Detención “El Olimpo”, en el barrio de Floresta (Olivera y Rafaela).

Antes de comenzar el acto, este medio conversó con uno de sus sobrinos, Javier Andrade, actual diputado, quien expresó su sentimiento al respecto: “Hoy, hace 40 años, desapareció mi tío, el hermano de mi vieja Nora y de mi tía Estela. Si bien fue secuestrado en el barrio de Mataderos, aquí vivió gran parte de su vida y desarrolló su militancia. Conversando con mi viejo comentábamos que uno por ahí no toma dimensión de este tipo de eventos, sobre todo porque uno viene de la militancia. Mi tía Eva, también fue secuestrada junto a mi tío, y después fue liberada, estando embarazada de siete meses de Leo, que no conoció a Emilio. Es de destacar el gran trabajo que hacen la gente de barrios por memoria”.

Por otro lado, la organización “Barrios x Memoria y Justicia” trabaja desde el 2006 en diferentes barrios y al cumplirse 30 años de la última dictadura militar, comenzó a colocar baldosas para recordar a los compañerxs desaparecidxs. También han publicados libros contando las historias de vida y ahora editaron el libro “Baldosas sin frontera”, que fue declarado de interés cultural por Javier Andrade.

En el acto continuaron con la lectura de las adhesiones y los espacios programados para que pudiesen hablar sus familiares. Pero Eva no pudo hablar, su emoción fue muy grande. 

Sí lo hizo Leo, hijo de Lorenzo, quien leyó unas palabras escritas por uno de sus hermanos en las que repasó su vida y el recorrido de la militancia de su padre, a quién no conoció.

Emocionó hasta las lágrimas a todos los presentes.

Al final, el descubrimiento de la baldosa y una foto grupal para cerrar una jornada de memoria tremendamente emotiva. Para resignificar el sentido de la militancia. Porque sin memoria no hay verdad para los desaparecidos, ¡Emilio de Lorenzo presente, ahora y siempre!

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba