Noticias Porteñas

Se aprobaron los códigos urbanístico y de edificación

El jueves pasado la legislatura porteña aprobó los códigos que regulan las construcciones en la ciudad. Habrá más espacios verdes y no se podrán construir nuevos shoppings.

Después de 41 años, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires modificó el Código Urbanístico. Con 34 votos a favor, 20 en contra y 6 abstenciones, se aprobó la nueva normativa que regula las construcciones en la ciudad. Luego de cuatro meses de discusión, la medida tuvo el apoyo del bloque de Vamos Juntos y el rechazo del PTS, el PO, el GEN, AyL y PS. El MC y Evolución, por su parte, se abstuvieron.

En la misma sesión se aprobó el Código de Edificación, que entre las principales modificaciones establece que se eliminará la obligación para construir una vivienda para el encargado con el fin de poder disminuir las expensas. “La propuesta del Poder Ejecutivo promueve la edificación indiscriminada sin un plan integral, ignorando el impacto que puede tener sobre la infraestructura, la identidad y las necesidades de barrios que son residenciales y, en algunos casos, saturados de gente”, expresó Roy Cortina, legislador del Partido Socialista, ante la aprobación de los códigos.

Con la aprobación de estas leyes, se calcula que el 70% de la ciudad tendrá edificios de menos de 5 pisos. El máximo permitido estará en los 38mts., aproximadamente unos doce pisos, que será lo habilitado para construir en grandes avenidas. En cambio, en calles comunes la altura permitida será de 16 a 22mts.

Por el contrario, en los pasajes no se podrá construir más allá de los 10mts. es decir; hasta dos pisos. Por otro lado, la superficie mínima de las viviendas se redujo de los 27 a los 18m2. Ante este último cambio, la legisladora María Rosa Muiños, jefa del Bloque Peronista, planteó que “seguimos sin entender cuál es el beneficio al buen vivir de una vivienda de 18 metros cuadrados cuando el vigente son 27 metros”.

Todos estos cambios tienen como objetivo promover la homogeneidad en las construcciones y fortalecer la identidad de cada barrio. Por ejemplo, la construcción de grandes torres sólo estará permitida en lugares determinados como en Puerto Madero. También, las modificaciones buscan que comercios y servicios se trasladen a los distintos barrios y no se concentren sólo en el microcentro porteño.

Por otro lado, estas normativas buscan priorizar la movilidad peatonal trasladando el grueso de la circulación vehicular a las avenidas. Además, promueven la construcción de más espacios verdes y prohíben la construcción de nuevos shoppings.

Por último, se plantea la necesidad del uso de diseño sustentable que posibilite el control del agua (con la implementación de techos verdes y superficies absorbentes), el uso eficiente de la energía y una menor producción de residuos en la construcción.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba