Noticias Comunales

Las mujeres queremos saber

Así se tituló la charla del 14 de noviembre en la confitería Niní de Varela 1170 para informarse sobre los alcances de la oficina de violencia familiar de la Comisaría Comunal.

El encuentro lo organizó el reciente inaugurado espacio feminista “Casa de Mujeres Dora Barrancos”, -que funciona en la calle Primera Junta 2253-, el Espacio Cultural “Aguafuertes”, la Unidad Básica de “Militancia Popular” y “la Hora de los Pueblos”.

El objetivo fue charlar de manera directa con la oficina de violencia familiar de la Comisaría Comunal 7.

Elisa Juarez, integrante de este espacio, reconocida militante feminista del barrio, y organizadora, fue quien dio las primeras palabras de la charla, en principio agradeciendo a la confitería por ceder el espacio y también a todas las mujeres que se hicieron presentes, unas 20 aproximadamente.

“La transformación la hacemos entre todas, y las invitamos a que pregunten”, dijo Elisa.

Esto se relaciona con los integrantes disparadores de esta convocatoria. Estos fueron: ¿Cómo funciona la institución policial en los casos de violencia de género?; ¿Cómo hacemos para denunciar y quiénes actúan en la denuncia?; ¿Qué sucede después de la denuncia?

“Hicimos un pequeño relevamiento para dónde las mujeres queremos recurrir, y ahí conocimos a la oficial Janina Cuerpo, que trabaja en la oficina de violencia familiar de la comisaría de la Policía de la Ciudad, y que trabaja en el área de violencia de género. Así decidimos juntarnos”, agregó Juarez.

Mónica, otra de las organizadoras, afirmó: “La idea nuestra es que podamos funcionar como un nexo entre la necesidad y la información”.

“Nosotras hacemos cursos de sensibilización para quien se anime a denunciar se sienta más cómoda, en confianza, intentando querer cortar el patriarcado, por decirlo de aluna manera” explicó la oficial.

También comentó que están recibiendo denuncias por “acoso callejero”, y que además proveen botones antipánico, sólo por mencionar un ejemplo.

Trabajan en conjunto con el sector del 137 para hacer un seguimiento y asesoramiento, porque la mujer necesita estar acompañada, contenida. Actualmente esto funciona en todas las comunas porteñas.

Las mujeres participantes estuvieron muy activas, participando, incluso abriéndose sentimentalmente para contar casos privados de violencia de género.

Esto es una muy buena iniciativa, y un buen comienzo para seguir dialogando entre mujeres que realmente quieren saber.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba