Noticias Comunales

El pasaje se vistió de fiesta

Pasaje del Progreso se convirtió en el punto de reunión de los vecinos de Parque Chacabuco. Música, baile, escultura, pintura y poesía, tal como en los antiguos encuentros barriales.

Hubo un tiempo en donde los vecinos se encontraban en la calle durante los fines de semana y mostraban sus talentos, al mismo tiempo, que se divertían, bailaban y se conocían.

Ese espíritu rescató el Festival del Pasaje realizado por los vecinos del Pasaje del Progreso, entre Estrada y Tejedor, el pasado sábado desde las 18, el cual contó con la participación de más de cien personas a lo largo del día.

La idea surgió de la mano de Daniel Besada, escultor de la comuna, quien explicó que “empezamos este año con esto. Se me ocurrió no tanto a mí sino a ellos (los vecinos del pasaje) de que pusiera mis esculturas en los distintos patios y pasajes. Cosa que a mí me pareció fantástico”. E

s que en un principio lo que se buscó fue “hacer como una especie de galería de arte en el pasaje”, según relata Mario Martínez Angelini.

“Intercambiando con los vecinos descubrimos que había artistas de renombre como Carlos Buono, el bandoneonista, que son realmente famosos y que de repente uno piensa que si es vecino de uno no puede ser famoso y resulta que no solamente estamos rodeados de gente famosa, sino de gente con mucho talento. Entonces, ya no era solamente poner las esculturas, sino que alguien pudiera tocar música y ya que se ponía un escenario que la gente pudiera expresarse, la gente del barrio. Es como un intercambio de artistas del barrio”, agregó Martínez Angelini.

Así a lo largo de la jornada se pudieron escuchar distintos tangos como «Paciencia» de Juan D´Arienzo y «Malena» de Homero Manzi de la mano de distintos intérpretes como Martín Pestia, Karina Hazzan y Domingo Mugnolo.

El reconocido Carlos Buono se presentó junto a su bandoneón. También, hubo espacio para la música latina con Fernando Carino y el conjunto The Waiman, en donde se escucharon temas como «Cualquiera resbala y cae» y «Tranquila».

“Sin cultura y sin identidad se nos pierde la calle. Gracias Daniel por animarnos a cortar una calle a hacer cultura e identidad”, expresó Laura Pereyra a mitad del festival, quien interpretó una exquisita versión de «Te lo digo por tu bien» de Cacho Valles.

Los vecinos aprovecharon el espacio de la cuadra para bailar frente al escenario. El pasaje contó con la exposición de las esculturas de Besada, José Napoli y Roberto Dacal, las pinturas de María Cecilia Morales, Graciela Sánchez y Mariano Grebnicoff.

Además, el «Toro Bar Do Bar» realizó la ejecución de una suelta de libros, en donde los vecinos pudieron tomar o llevar libros que quisieran compartir con la comunidad.

“Salió bastante bien este año así que por ahí lo hacemos el año que viene”, remató Besada ante la pregunta, mientras de fondo sonaba Piero y su «Soy pan, soy paz, soy más» a través de Mabel Pangaro.

Julia y Ariel Martínez Herrera cerraron la parte musical con «Como la cigarra» de María Elena Walsh y tocaron canciones, que los más chicos bailaron, acompañados por un ukelele.

Por último, Giovana leyó sus poemas de autor que rescatan diversas escenas del barrio ante los vecinos.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba