Noticias Porteñas

Reformaron el Código Contravencional

La legislatura porteña votó la prohibición a los trapitos y limpiavidrios, aumento de penas para el acoso callejero, la regulación de la colocación de afiches en la vía pública y los ruidos molestos.

El pasado jueves, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó las modificaciones propuestas por el oficialismo al Código Contravencional.

La reforma obtuvo 40 votos positivos de parte de los bloques Vamos Juntos, Evolución y Mejor Ciudad, y 20 en contra, por los espacios de Unidad Ciudadana, el GEN, el Socialismo, el Bloque Peronista, el FIT y AyL.

Por primera vez en el año, el bloque de la Coalición Cívica votó en disidencia al PRO al rechazar los artículos relacionados a la actividad de los trapitos.

Luego de once años de gestión del PRO en la ciudad, su actual jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, impulsó uno de los grandes objetivos: la prohibición a trapitos y limpiavidrios, que anteriormente eran consideradas infracciones si se constataba la exigencia de dinero.

En este caso el nuevo código establece penas de entre cinco y quince días de cárcel cuando esta contravención se realiza de forma organizada y cuadriplica las penas para los jefes y coordinadores.

“Los ejes principales de las modificaciones propuestas buscan lograr una buena y eficiente regulación del espacio público en pos de la prevención y tratamiento de los conflictos urbanos”, plantean desde el proyecto oficial como argumentación válida para ejecutar las modificaciones propuestas.

Otro de los puntos que se modificó es el acoso callejero, donde la sanción se aumentó y pasó a ser ahora de entre dos a diez días de trabajo de utilidad pública, una multa en dinero o entre uno y cinco días de arresto.

La pena será el doble cuando la persona acosada sea menor de 18 años, mayor de 70 o tenga alguna discapacidad, cuando sea por parte de dos o más personas o cuando el acoso esté basado en la desigualdad de género.

También se regularon dos cuestiones más: los afiches en vía pública y los ruidos molestos.

Con respecto al primer tema, se sancionará con uno a quince días de trabajo de utilidad pública, multa en dinero o arresto de uno a cinco días, más el decomiso de carteles, afiches o volantes a aquellas personas que fijen carteles en lugares no habilitados. La sanción se eleva a entre cinco y diez días de arresto cuando existe organización previa y en el caso de los afiches con oferta sexual la pena será de entre 5 y 30 días de arresto.

Por último, en el caso de los ruidos molestos, se penará entre uno y cinco días de trabajo de utilidad pública o multas en dinero a quienes afecten el descanso o la tranquilidad pública. Debido a las polémicas que suscitó la modificación, las manifestaciones artísticas y a la gorra fueron eximidas de este punto.

“Hoy sancionamos una modificación al Código Contravencional, muy abarcativo desde una perspectiva claramente de género, igualando derechos. Sobresale el tema de cuidacoches, creamos la figura de limpiavidrios con una sanción y apuntando fuertemente a las mafias, a las organizaciones criminales, dando parámetros en eventos masivos, en eventos artísticos y deportivos”, explicó Daniel Presti, legislador de Vamos Juntos luego de la sesión y agregó: “Creemos que es una buena norma que va a tener herramientas suficientes en la Justicia de la Ciudad como para avanzar y prevenir este tipo de conductas disvaliosas”.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba