Noticias Comunales

“Los buzones son como las joyas que quedaron sin que nadie las vea”

Gabriel Landolfi es un artista que está restaurando los buzones de la Comuna N° 7 y en esta entrevista nos cuenta su iniciativa, el proceso de trabajo y su dedicación al arte y al paisajismo. 

En 1580 se envió la primera carta desde Buenos Aires, la cual fue escrita por Juan de Garay apenas tres días después de la fundación de la Ciudad. En ella se informaba a España sobre lo que estaba sucediendo en lo que sería luego nuestro país.

Recién en 1858 se instalaron los primeros seis buzones rojos que intentaron imitar en forma y color a sus pares ingleses. En esa época, este tipo de comunicación fue fundamental para el desarrollo de las distintas actividades que se realizaban en este lado del mundo, al punto que llegaron a existir más de 1.400 buzones activos.

En la actualidad, según el Correo Argentino, quedan sólo 175 buzones en la Ciudad de Buenos Aires, la mayoría se encuentra en muy mal estado por la falta de cuidados y tan sólo 20 se usan realmente.

Gabriel Landolfi es un artista de la Comuna N° 7 que ya restauró tres de los viejos buzones, ubicados en distintas esquinas emblemáticas de la comuna: Artigas y Gaona y Varela y Eva Perón y el último en Nazca y Avellaneda hace unos días.

Además Landolfi es reconocido por tener entre sus obras el haber realizado un homenaje a los 44 tripulantes fallecidos en el ARA San Juan en la esquina de Quirno y Eva Perón.

La Comuna 7: ¿Cómo surgió esta iniciativa?

Gabriel Landolfi: Esto surgió primero restaurando terminales eléctricas, los cuadrados, los que son de plástico, porque estaban todos tapados con publicidad, empecé pintándolos. Después, vimos que todos los buzones estaban muy dañados, entonces, empecé con el de Varela y Eva Perón, y después se fueron sumando fotos con pedidos para pintar los otros. Los materiales que uso son pinturas y lija que me dona una ferretería de acá del barrio, porque los materiales son caros. Todo surgió por accidente, todo muy espontáneamente. Hasta ahora restauré tres buzones de Flores: Artigas y Gaona, Varela y Avenida del Trabajo (Eva Perón), Nazca y Avellaneda.

LC7: Contanos algo de vos, ¿a qué te dedicás?

GL: Soy paisajista y me dedico tanto al paisajismo como al arte. Vivo mitad acá, mitad en China y estudio paisajismo cantonés en Hong Kong. Hago laburos plásticos desde siempre y me dedico más que nada al paisajismo y al arte. Por otro lado, estoy haciendo plazas, huertas en lugares grandes como Plaza de los Virreyes, que es una resistencia antigua y que da sus frutos porque ahí pudimos fundar una huerta y un nuevo espacio verde.

LC7: ¿Por qué la importancia de restaurar los buzones? ¿Qué significado tiene?

GL: Vengo de Hong Kong, ahí las cosas antiguas en la vía pública no están tan vapuleadas. Acá, que hay tan poca infraestructura en comparación con Hong Kong, lo único que queda serían los buzones. Quiero decir, en un contexto espacial urbano, Hong Kong todavía mantiene por lo menos sus antigüedades o las viejas casetas de teléfono o baños públicos en diferentes plazas a diferencia de acá que todos los buzones de correo están todos abandonados. Eso a pesar de que el nivel de arte urbano creció muchísimo en el último año, pero no tenés artistas que intervengan en los buzones, entonces, está todo por hacerse ahí, nadie los ve. A partir de ahí empecé. Son como las joyas que quedaron sin que nadie las vea, quedaron ahí en la intemperie, en la calle.

LC7: ¿Cuál fue la participación vecinal en esta propuesta?

GL: Esto surgió porque una vecina me llamó y me pidió que lo hiciera. Cuantos más vecinos activos haya mejor. Flores tiene mucho potencial para trabajar activamente y en comunidad en proyectos comunales en muchas áreas como la artística, la educación, la autosustentabilidad. Hay muchas variables que se pueden trabajar con el arte y los espacios verdes y con los vecinos.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba