Noticias Comunales

La cocina en el Chacabuco

El chef Martín Molteni se presentó ante los vecinos y mostró las cualidades de la cocina del noreste argentino.

El verano se sigue viviendo en las plazas de la ciudad y, como parte de las actividades propuestas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en los parques, el pasado lunes se desarrolló “Secretos de Cocina” en Parque Chacabuco, un espacio pensado para que diferentes gastronómicos reconocidos presenten sus recetas y sus conocimientos ante los vecinos.

Martín Molteni fue el gran protagonista de la tarde noche en el Parque Chacabuco, en donde la gastronomía del noreste argentino fue el eje de la propuesta.

Frente a más de sesenta personas, en el ingreso de Emilio Mitre y Asamblea, a un lado de las fuentes, el chef del restaurant Pura Tierra (elegido entre los 50 mejores establecimientos gastronómicos latinoamericanos en 2013 y 2014), quien estudió en Australia y Francia, se presentó pasadas las 20.

A pesar de la ola de calor, muchos vecinos se acercaron a una más de las propuestas de “Verano en la Ciudad”.

Chicos recostados en los almohadones y adultos sentados en las reposeras hicieron de la jornada un evento desestructurado y un momento para compartir en forma comunitaria.

En esta oportunidad, el evento giró en torno de la cocina del noreste, por lo que Molteni explicó cómo realizar un mbeyú (plato típico que se trata de una tortilla de mandioca y queso fresco) para el desayuno o el almuerzo y aprovechó para destacar la variedad de frutas y verduras de productores del norte que podríamos aprovechar para ampliar nuestro menú al momento de alimentarnos.

“Que esto sea un puntapié para el conocimiento del noreste”, expresó Molteni quien valorizó frutos como el maracuyá, las frutillas, el mango, la palta, el ananá y la mandioca.

“Cocinamos para que la gente disfrute”, destacó Molteni, cuya cocina siempre resalta los sabores sudamericanos, proponiendo una mezcla entre lo autóctono y originario junto a los productos de estación y las mejores carnes rojas que ofrece el mercado pero haciendo hincapié en las formas de cocción prehistóricas, como el horno de barro.

“Siempre lo que define es el paladar, cuando uno cocina. Primero, cocinar tiene que dar placer. Después, tienen que hacerlo con gusto. Cuando lo hacemos presionados no se siente lo mismo. Tienen que disfrutar el proceso”, remarcó Molteni.

Durante el evento se destacó la importancia de comprar una diversidad de productos ya que se ayuda a diferentes productores de todo el país.

“Hay un montón de productos sobre los que la gente se sigue sorprendiendo de la diversidad que hay en el norte argentino”, explicó el chef quien luego agregó que “todas las regiones tienen su encanto y está bueno descubrirlo”.

La noche terminó con sorteos para los vecinos de diferentes productos gastronómicos.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba