Noticias Comunales

Recorrer la ciudad en dos ruedas

“Flores a Pedal” se junta cada semana para pasear por nuestras calles en bicicleta. En esta nota hablamos con Julián Rodríguez, su fundador, para saber sobre la experiencia de salir por la noche con este grupo.

Esta historia comenzó poco tiempo después de que sucediera la tragedia de Brian Aguinaco. Julián Rodríguez decidió aprovechar los grupos de redes sociales del barrio para generar alguna movida alegre que permitiera compartir buenos momentos entre los vecinos. Fanático de la bicicleta, se le ocurrió poner como punto de partida de los encuentros a la Plaza 11 de Noviembre, ubicada en Varela y Directorio. Desde allí, los chicos y chicas de “Flores a Pedal” salen cada semana en sus bicicletas a recorrer distintos puntos de la Ciudad por la noche.

La Comuna 7: ¿Cómo surgió este grupo?

Julián Rodríguez: Lo formé cuando pasó lo de Brian (Aguinaco). Hay un grupo de Facebook del barrio y veía que había todo el tiempo discusiones, todo el tiempo problemas. Un día pregunté si alguien se copaba a andar en bici. La gente me empezó a dar likes y comentarios. Al tiempo lo publiqué de vuelta pidiendo números de teléfono y así empezó, hace casi un año y medio más o menos. La gente se fue sumando. Ahora en verano que están los días lindos, la gente se copa mucho más. Mi idea siempre fue sacar a la gente un poco de lo que es la computadora, la casa, que hagan más actividades al aire libre. Ahora tengo un amigo que vive acá a la vuelta y que lo conocí a través del grupo de la bici. Ni siquiera lo había visto antes y lo conocí acá. La idea es esa también. Que la gente se conozca. Como pasaba antes, que la gente podía salir a la calle un poco más tranquila. En el grupo de Whatsapp que tenemos si alguien necesita ayuda con la bici, herramientas o lo que sea siempre hay una respuesta. No hay ningún problema. El grupo somos todos. Le dan más vida los que vienen que yo.

LC7: ¿Cuántos son en el grupo actualmente?

JR: Últimamente, viene cada vez más gente. El mínimo es 6 o 7 personas. Lo máximo que llegamos fue a salir con 15 personas, que es un montón. La gente va y viene porque todos tenemos ocupaciones: la facultad, el trabajo, entonces a veces se complica. Si bien nosotros, a comparación de otros grupos que existen, tenemos un ritmo medio/bajo en el tema de velocidad, hay mucha variedad. Nosotros incluimos mucho a los que no son tan ciclistas, a los que le tienen miedo a la calle, a los que no suelen andar tan seguido, para que aprendan a andar en la calle, que no tengan miedo. Los autos a veces te encierran o no respetan las bicisendas pero en grupo te respetan más. Acá hay personas de todas las edades. Mientras tengan bici no hay problema. Les recomendamos que vengan con casco y luces y si es la primera vez los mandamos al medio del grupo para que no tengan problemas. Siempre vamos en filas de a uno para que no haya problemas en el tránsito. Vamos todos juntos y volvemos todos juntos. Tengo las herramientas encima y si hay que remolcar a alguien se hace.

LC7: ¿Hacia qué lugares se mueven?

JR: Normalmente, vamos a Puerto Madero o Aeroparque o vamos para el lado de Villa Devoto, por Beiró y Gral. Paz. Vamos variando la forma de ir pero siempre nos metemos por lugares que conocemos. A veces nos metemos adentro de Agronomía para pasar por un lugar donde haya más naturaleza. No importa la distancia, sino que siempre hacemos una hora de ida, más o menos media hora de descanso, y otra hora de vuelta.

LC7: ¿Prefieren las avenidas o ir por las calles?

JR: Cuando recién empiezan nadie quiere ir por avenidas, pero después de un tiempo les copa porque en cierto punto es más cómodo porque hay más carriles y se puede andar más rápido.

LC7: Contanos algo de vos, ¿cómo se te ocurrió esta idea, cómo arrancaste con la bici?

JR: Desde que tengo memoria creo que ando en bici y siempre me interesó esto de ayudar en la bici. Siempre me gustó más lo que es barrial y como en ese momento no había tanta gente que saliera a la calle, ni nada. Ahora hay algunos grupos que se juntan a jugar juegos de mesa, pero en ese momento no había nada que yo supiera. Andar en grupo es algo nuevo y muchos piensan que no van a llegar pero andando en grupo pedalean una hora y no se dan cuenta. Cuando vamos juntos la gente se olvida de la inseguridad y de un montón de cosas que pasan.

LC7: ¿Hay alguna otra experiencia similar en la Ciudad?

JR: Además de la Masa Crítica, conozco grupos que son más de gente entrenada, donde todos van muy equipados, hacen recorridos más largos y van a un ritmo más rápido. A veces nos los cruzamos y los saludamos, siempre hay buena onda entre los grupos. Eso también está bueno. Pero así, grupos para iniciarte en el ciclismo en la calle este es el único que yo conozca. La mayoría de los grupos van a 15 o 18 km/h, que si bien no es mucho, para alguien que recién empieza es un montón.

LC7: ¿Qué le recomendarías a alguien que quiera empezar a venir la semana que viene?

JR: Que se anime. Yo siempre digo que es importante salir de la casa a hacer cualquier actividad. Si bien uno llega cansado del trabajo, esto te saca el estrés del día. Si tuviste un mal día, esto te saca un poco de eso. La idea es eso, que salgan un poco de la casa, que no estén tan metidos ahí, que conozcan un poco más a los vecinos del barrio, hacer actividad física. La idea es más formar una comunidad. Estoy conforme con el grupo, con la gente que viene, con los logros que se consiguieron.

Más información y contacto: Flores a pedal

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba