Noticias Comunales

Homenaje al Padre Ricciardelli

El sábado pasado se realizó un sentido homenaje a esta figura que trasciende los límites de la Villa 1-11-14. 

“Desde el punto de vista simbólico fue muy lindo porque fue reivindicar la figura de un cura que fue unos de los fundadores del movimiento de sacerdotes por el tercer mundo, y que tuvo un trabajo social y muy fuerte dentro de la villa. De hecho él fue quien firmó la carta contra Onganía en el 68 para evitar el primer plan de erradicación de las villas. También se ponía enfrente de las topadoras que iban a tirar las casitas de vecinos y vecinas del Bajo Flores. Fue alguien con mucha trayectoria, incluso hasta sus último días, hasta el 2008, seguía en la Parroquia. Es una figura que trasciende la villa, porque hay gente de otros barrios, que por ejemplo se bautizaron con él, o tomaron la comunión”, reflexionó Alejandro Filippini, militante de la agrupación política “La Cámpora” en la Comuna 7.

En el homenaje, pasaron algunos viejos amigos de Rodolfo, que recordaron emotivas anécdotas. También estuvo el Padre Domingo Bresci, que integra el movimiento de “Curas de opción por los pobres”.

Habló el Padre Juan, párroco de la “Iglesia Madre del Pueblo”, fundada por Ricciardelli allí en la Manzana 3, Casa 01.

“El compromiso con el peronismo fue algo notable, de hecho volvió en el avión con Perón en el 73, participó de la misa cuando asesinaron a Abal Medina y a Ramos en Hurlingham. En la Parroquia la simbología se hace presente con imágenes de Evita”, aportó Alejandro.

Al referirse al proyecto de ley para cambiarle el nombre de la villa por Rodolfo Ricciardelli, el mismo Filippini aclaró a este medio que deben pasar 10 años del fallecimiento de la persona, y que recién ahora eso se estaría cumpliendo.

En el acto estuvieron presentes también Paula Pennaca -legisladora de Unidad Ciudadana-; Fabián Tosca -referente del frente de villas de La Cámpora-; referentes sociales de la Comuna 7 como Daniel Quiroz -Referente del frente politico Germán Abdala-; Leo Demonty -hermano de Ezequiel-; “Mary” -Comedor Comunitario de la vuelta de la Parroquia- y el comunero Henry Huanca de “La Martín Fierro”, entre otros referentes.

Se hizo una posta de salud, actividades para los niños  y un mural a cargo del artista apodado “El Fantasma”, el mismo que hizo el de Demonty donde vive la madre de Ezequiel. Su hermano Leo, también aportó algunas reflexiones sobre la jornada.

“Fue un homenaje muy emocionante, también nos reímos con las anécdotas. Que se le ponga el nombre a la villa me parece una propuesta legítima, sería un buen reconocimiento por todo lo que significó. Porque nosotros no somos un número, nos merecemos tener un nombre como cualquier otro barrio. El legado de Rodolfo lo continuó Carrara y ahora el padre Juan. El trabajo social que se hace es muy grande de parte de la Parroquia”.

 

 

Últimas Noticias

Arriba