Noticias Porteñas

Más burocracia para seguir con el recorte

A los problemas educativos vigentes se le sumó el recorte de las viandas para quienes no hayan hecho la presentación por el sistema online y deberán pagarlas. La comunidad educativa porteña ya reaccionó.

Hace unos días recibimos un comunicado de la comunidad educativa repudiando la medida de las autoridades de gobierno. El texto provenía más precisamente de las Cooperadoras Escolares de la Comuna 7.

Allí, manifiestan su preocupación ante los graves acontecimientos ocurridos en nuestras escuelas.

Aparecieron muchos carteles en las puertas de las escuelas indicando que «si no se había solicitado la beca para los comedores escolares y su correspondiente validación, los estudiantes no podrían acceder al comedor escolar».

Cabe destacar que la misma información se encontraba en la página del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Además, el texto continúa diciendo: «Lo más preocupante es que con esta información los niños deberían ser retirados por sus padres en ese horario, la mayoría de los casos, familias que cumplen con una jornada laboral, o abonar el costo de la comida que se le da al niño ese día. Lo que atenta contra la gratuidad de la educación en escuelas de doble jornadas».

Lo que el gobierno porteño no considera es la denominada «brecha digital» y, en este sentido, agregan en el comunicado: «Cientos de personas que no tienen acceso a internet o que no saben utilizarlo, recurrieron a muchos puntos de ayuda de distintas Organizaciones No Gubernamentales, para poder tramitar la misma con urgencia, ante el miedo que sus hijos no puedan obtener el sustento alimenticio, o son las Cooperadoras en cada escuela las que se organizaron para poder ayudar a las familias. Muchas de estas, por problemas laborales o por no tener papeles en orden, corren el riesgo de no poder contar con la validación requerida por el Gobierno de Larreta, una total vergüenza que se atente contra los niños de las Escuelas Públicas».

También existe otra cuestión. Las cooperadoras escolares quieren denunciar y lo remarcan de la siguiente manera: «En otros casos, a las escuelas se envían menos raciones de comida, por que el Gobierno aun no actualizó la matricula escolar 2018 al 2019 y muchos niños aún hoy 29/03/2019, no reciben por parte de los concesionarios tercerizados, las correspondientes raciones, quedando a la espera de la buena voluntad de Cooperadoras y familias comprometidas que siguen sosteniendo a las escuelas públicas, ante la ausencia permanente del estado».

Este medio tuvo la posibilidad de conversar con Gustavo Alonso, integrante y delegado de las Cooperadoras de la Comuna 7, quien aportó sus reflexiones en la misma línea del comunicado antes citado: «La problemática de los comedores que estamos viviendo hoy tiene varias aristas, es que el sistema de inscripción online para acceder a las becas complicó a muchas familias, porque son trámites que mucho no pueden hacer por no tener acceso. He visto abultadas filas de gente para poder hacer el trámite en la Villa 20, perdiendo días laborales para poder hacer la validación de becas. Aparecieron carteles en las escuelas que dicen que si la beca no está validada el pibe se tiene que volver a comer a su casa.  Rechazamos rotundamente el sistema de becas online, por otro lado creemos que va en contra de los derechos de los chicos, que no puedan comer su comida en su escuela, y menos por un trámite burocrático o sin poder terminar. Donde se podrá debatir si la responsabilidad es de la familia o del estado».

Surgió otro tema que Alonso quiso remarcar: «El comedor en las escuelas de doble jornada debe estar universalizado, porque todos los y las pibas de la escuela pública tienen derecho a su plato de comida, deberían estar 100% becados sin utilizar el sistema online que controla el ingreso de las familias».

Gustavo se animó a denunciar más: «Otro tema es la falta de raciones para los chicos, por la burocracia y por el mal funcionamiento de las empresas tercerizadas, las raciones no alcanzan porque la matrícula aumentó. Esto pasa en el Zuviría por ejemplo. Creemos que con la universalización esto cambiaría. Los pibes que comen, comen menos».

En relación a esto agregó que «tiene que haber un mayor control a las empresas concesionarias, hubo una partida de milanesas mal hechas, salieron con plástico picado dentro. Y a pesar de esto no hubo un buen reemplazo de esto, entonces no cumplieron con el pliego».

Últimas Noticias

Arriba