Noticias Comunales

Aparecieron las leches en el Centro de Salud N° 19

Sus trabajadores denunciaron el faltante de un programa social y ante la organización de los sectores sociales y políticos del Bajo Flores, el gobierno porteño cedió e hizo una entrega de manera parcial.

La semana pasada, apareció un cartel en el Centro de Salud y Acción Comunitaria N° 19 (CESAC) que decía: “No hay más leche”. Inmediatamente las madres que la reciben para sus hijos comenzaron a organizarse.

Fue así que el miércoles 3 de abril, desde las 11 de la mañana, un centenar de personas se reunieron y  convocaron a una conferencia de prensa en las puertas de la sala de salud.

Estuvieron acompañadas por legisladores, referentes políticos, de la salud, de la educación y por organizaciones sociales.

A continuación compartimos las intervenciones de la jornada y destacamos que la organización y la lucha en este caso valieron la pena.

Guido Veneziale, presidente del Club Villa Miraflores, y referente social del Bajo Flores tomó la palabra para dar espacio a las intervenciones: “Llegamos al 3 de abril, con esta situación, sin leche para nuestro pibes. Lo que queremos pedir es la restitución y regularización de la entrega de leche, con la comida de nuestros niños y niñas del Bajo Flores no se metan”, dijo Guido.

Luego, intervino la doctora Teresa Acuña, quien expresó: “Desde el mes de enero el gobierno porteño suspendió la entrega de leche a los centros de salud. Nosotros sabemos que los primeros mil días, que es desde el momento de la gestación hasta los 2 o 3 años es el período crítico de crecimiento. Lo que no hacemos en ese momento no lo podemos recuperar después. Así que exigimos la entrega de leche en todos los centros de salud”.

Emanuel, un maestro del Distrito 19 del bajo Flores se sumó al repudio y agregó otro reclamo: “Lo que está sucediendo además es que el gobierno le quiere cobrar a nuestros chicos la comida de todos los días. Nosotros no vamos a permitir eso, que los que menos tienen tengan que pagar”.

La doctora Gabriela Marín manifestó: “Estoy muy feliz de ver que la comunidad se organiza y reúne para luchar por un derecho humano, el derecho a la nutrición y a la alimentación. Nuestros niños son el futuro, y no podemos permitir que no nos arrebaten. No podemos permitir que las mujeres embarazadas no tengan su cuota de leche, de proteína, de calcio, de hidrato de carbono y de grasa para la formación del cerebro de nuestros niños. Estoy decidida a acompañar y pedir a las autoridades del distrito más rico del país por un alimento tan básico como la leche para las embarazadas y niños hasta los 5 años».

También habló Humberto “Pitu” Rodríguez del Consejo Directivo de ATE Capital: “Saludo la iniciativa de los vecinos y vecinas. A las mamás, los papás, las familias de las chicas y chicos que están quedándose sin esa leche, sin esa alimentación y cuidado. Esta ciudad a pesar de ser de la más rica del país, es una ciudad que con la gestión de Rodríguez Larreta se ha endeudado, esto quiere decir que la deuda que toman es para ellos y la vez construyen cada vez más desigualdad”.

Oscar Trotta, ex director del Hospital Garrahan en misma sintonía expresó: “Este es un programa que ha sido aprobado en la legislatura, que tiene presupuesto y que no existe ningún motivo para que la leche no sea entregada.  Es importante que el Gobierno de la Ciudad entienda que la leche para los chicos es un derecho.  Ahora vemos un cartel que dice ‘hay leche’, hasta la semana pasada que hicimos el reclamo no había. Tenemos dudas que la leche que haya llegado es la que realmente necesita el barrio. Han mandado una partida menor para justificar o injustificar el reclamo que estamos haciendo en la puerta. No vamos a dejar de reclamar, porque la leche debe ser entregada cada mes, y cada vez que los chicos hacen su control de salud”.

El secretario general del gremio UTE, Eduardo López sumó sus palabras de apoyo: “Muy simple, todos los que estuvimos en la escuela jornada completa sabemos que un plato de comida no se le niega a nadie. Y en este barrio, que es el mío también, como le decimos a una persona que le sacan la comida a los chicos. Está claro que son canallas. Lo que nos se come en los dos primeros años de vida, después fracasan en el secundario, en la universidad, porque las neuronas, el cerebro, el conocimiento y el pensamiento, como bien dijo el doctor, se van formando los primeros años de vida. Vamos a pelear para que el embarazo, hasta los dos primeros años en los Cesacs y en todas las infancias en las escuelas haya comida, porque la lucha es por los únicos privilegiados de nuestra patria son los niños y niñas de la escuela pública, de nuestros barrios y de nuestras casas. Luchar tiene sentido, porque si vino la leche hoy, poca o mucha, es gracias a la lucha de las compañeras, para que todos los chicos de la ciudad tengan la comida que se merecen”.

Nélida, una mamá del barrio dijo: “Sacarle la leche a los chicos es una injusticia, yo tengo cinco hijos y no puedo andar comprándole leche en sachets porque hoy en día está muy caro. Sigamos peleando por los chicos”.

Veneziale, se encargó en mencionar que los trabajadores de la salud de la salita, tras recibir una auditoría, recibieron amenazas y aprietes si se sumaban a la jornada de protesta.

El presidente del bloque de legisladores de Unidad Porteña, Mariano Recalde, cerró la jornada sumándose al reclamo: “Felicitaciones por este encuentro y la decisión de no resignarse. Es falso que no pueda entregar leche, porque este gobierno, el de la ciudad, es el que tiene más presupuesto en la Argentina. Por otro lado se gastan siete millones de pesos por día en arreglar veredas. Otros tres millones se gastan en publicidad. Acá deberían estar los 1.500 litros de leche que están presupuestados, hoy trajeron 500 litros, un tercio”, denunció.

Estuvieron presentes además los legisladores Santiago Roberto y Javier Andrade de FPV, organizaciones sociales como la CTEP Capital con Marina Joski, el Foro Social Peronista con Juan Cácamo y Alejo Dicarlo, la presidente de la Auditoría de la Ciudad, Cecilia Segura, Gabriel Fucks, ex Defensor Adjunto del Pueblo, La Red de Precios Justos,  maestros y trabajadores de la salud.

Hacia el final, hicieron cumplir un derecho y entregaron la leche, en parte, a las madres allí presentes.

 

 

Últimas Noticias

Arriba