Noticias Comunales

Tres estaciones se suman a la línea E

Los usuarios aguardan que además mejore la frecuencia y alcance los 4.30 minutos en hora pico. Habrá nuevas conexiones con las líneas B y C y con los ferrocarriles Mitre, San Martín y Belgrano Norte.

La obra fue anunciada en el 2007 y debía concluir un año y medio después, pero la ingeniería civil recién terminó en el 2015. Desde aquel entonces, no se había avanzado en las obras de las instalaciones eléctricas, el tendido de las vías y el equipamiento de las estaciones.

La línea E de subtes incorpora ahora tres nuevas estaciones en su recorrido habitual (Correo Central, Catalinas y Retiro) y además sumará una conexión adicional con la línea C en la estación Retiro (ya se cruzan en la estación Independencia) y una combinación directa con la Línea B a la altura del ex Correo Central.

En el anuncio oficial de la empresa y del gobierno porteño, se omitió -por obvias razones- la información que las obras gruesas para las mentadas estaciones ya estaban concluidas desde hacía cuatro años.

Cabe destacar que uno de los períodos de mayor impasse fue luego del año 2012, cuando se produjo el traspaso del control del subterráneo de la Nación a la Ciudad. Se esperaba que las obras finalizaran a fines de 2017. Sin embargo, ese plazo luego se extendió para mediados de 2018. Esa meta tampoco se cumplió y ahora se pautó para los últimos días del mes de mayo.

La realidad de la línea E, la que en rigor es la que peor funciona de toda la red de subterráneos, tiene una frecuencia muy pobre, porque básicamente tiene pocos trenes en circulación.

Además, son formaciones de 40 años, las General Motors, y de 60 años, las Fiat. Por otra parte, es sabido que hay días en que solo andan cinco trenes en una línea en la que deberían funcionar trece. Ahora van a necesitar 18 y dicen que van a traer las formaciones Fiat en desuso de la Línea A y D, y no trenes nuevos, que sería lo realmente necesario.

Últimas Noticias

Arriba