Noticias Porteñas

Cárcel no, Escuela sí

La comunidad del Bajo Flores se moviliza este sábado para evitar que el predio de Castañares y Bonorino se convierta en un instituto penal juvenil. Los vecinos buscan que se concrete un polo educativo allí.

El 26 de marzo, el ejecutivo porteño presentó un proyecto en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con el fin de rematar tres institutos de menores en el centro y el noroeste de la Ciudad.

El objetivo del gobierno porteño es unificar esos tres institutos en un Centro Modelo de Reeducación y Reinserción Socio Educativa en el Bajo Flores. Ante el avance de esta propuesta, los vecinos de la zona planean realizar un abrazo al predio para evitar la construcción del instituto penal y apoyar la construcción de un polo educativo.

El predio que se encuentra en discusión está ubicado en Castañares y Bonorino.

El sábado desde las 11, los vecinos realizarán un abrazo al mismo, ya que consideran que en los distritos escolares Nº 11 y 19 es necesaria la construcción de un polo educativo para solucionar los problemas de vacantes en todos los niveles. El reclamo considera el remate de los inmuebles como un negocio inmobiliario y al proyecto como una muestra del desconocimiento de las necesidades del barrio y expone la ausencia de consulta a los vecinos de la zona.

Los tres institutos que serán rematados son: el Centro Socioeducativo “José de San Martín” de Baldomero Fernández Moreno 1783, el Centro de Admisión y Derivación “Úrsula Llona de Inchausti” ubicado en Presidente Perón 2048, en Balvanera, y el Centro de Menores “Manuel Rocca” de Av. Segurola 1601, en el barrio de Monte Castro, que se encuentra actualmente fuera de funcionamiento. Con lo recaudado por la venta de estos tres inmuebles se construirá el centro modelo.

A pesar de que en la legislatura hay varios proyectos para la conformación de un polo educativo en la Ciudad, el nuevo edificio en el Bajo Flores tendría un costo de 18 millones de dólares y se haría en tres etapas con fecha de finalización en diciembre de 2021.

Actualmente, en ese predio funciona una planta de reciclado que fabrica baldosas de vidrio triturado para las veredas de la Ciudad y que depende del Ministerio de Ambiente y Espacio Público.

El centro contaría con espacio para 120 adolescentes, cuando actualmente sólo hay 47 menores en conflictos penales.

Últimas Noticias

Arriba