Noticias Porteñas

Inauguran tres nuevas estaciones de la línea E

Correo Central, Catalinas y Retiro comenzarán a funcionar a partir de hoy y sumarán más de 60 mil nuevos usuarios. Permiten nuevas combinaciones de subte y la conexión con las terminales de tren.

Desde 1986 que no se extendía la Línea E de subte, considerada la más atrasada del servicio de transporte público por sus recurrentes demoras, cortes y vehículos antiguos.

Luego de más de una década de obra, esta línea sumará dos nuevos kilómetros de recorrido y nuevas combinaciones y se estima que habrá unos 63 mil nuevos usuarios beneficiados que se sumarán a los 90 mil que utilizan la línea diariamente.

Las nuevas estaciones serán Correo Central, que permitirá la combinación con la línea B, Catalinas y Retiro, que posibilitará la combinación con la línea C y facilitará el trasbordo con las terminales de trenes y de micros.

Además, la estación Catalinas, ubicada en Alem y Córdoba, extenderá el servicio del subte a la zona del bajo porteño, lugar que no contaba con ningún tipo de cobertura de este tipo y permitirá el acceso a la terminal de Buquebus.

El servicio se habilitará desde hoy y facilitará el transporte de las personas que hagan recorridos del sur al norte. Se calcula que el recorrido total entre Plaza de los Virreyes y Retiro será de 32 minutos. Las nuevas estaciones fueron intervenidas por las artistas Marcela Cabutti, Gachi Hasper y Marta Minujín, en donde se instalaron esculturas y un mural.

Desde el Gobierno de la Ciudad esperan que la frecuencia actual del servicio, que es de cinco minutos, se reduzca a tres minutos y medio para diciembre de este año. Además, se construyó un nuevo taller (Taller Lacarra) para el mantenimiento de la flota, se incorporaron seis nuevas formaciones General Electric y 14 Fiat y se cambiaron los 20 kilómetros totales de la línea.

Las estaciones estarán equipadas con ascensores, escaleras mecánicas y habrá locales comerciales, en particular en las combinaciones con las líneas B y C. Durante la última semana se realizaron cuatro chequeos de las nuevas vías, controlando el funcionamiento de los trenes, el sistema de señales y el sistema de energía. Mediante una votación online en redes sociales del Gobierno porteño, los vecinos podrán elegir los nombres de mujeres para las nuevas estaciones.

Según declaró Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, en los últimos cuatro años se agregaron 7 estaciones nuevas al servicio y se pasó de 900 mil usuarios en 2012 a 1.350.000 este año.

La obra costó alrededor de 100 millones de dólares y fue financiada en un principio por el gobierno nacional hasta que luego pasó a la órbita del gobierno porteño en 2016.

Fotografía: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Últimas Noticias

Arriba