Noticias Comunales

“El taekwondo genera todo un nuevo estilo de vida”

La Asociación de Profesionales de Taekwondo surgió en Parque Chacabuco. Su presidente, Rodrigo Castelli, cuenta sobre esta disciplina, sus valores y el trabajo que realizan allí.

El taekwondo ha crecido a un ritmo constante en los últimos años. Su versión olímpica (Taekwondo WTF) fue en parte la que le dio un nuevo empuje a esta disciplina, ya que referentes, como es el caso del medallista olímpico Sebastián Crismanich (Medalla de Oro en Londres 2012), lograron resultados destacados.

En Parque Chacabuco, desde 2018 funciona la Asociación Profesionales de Taekwondo que busca difundir esta disciplina, sus valores y beneficios y a su vez organiza acciones solidarias para la comunidad.

“Practico taekwondo hace 25 años y doy clases hace 16. La asociación se constituye legalmente el año pasado. La idea es difundir el taekwondo como disciplina, como estilo de vida”, explica Rodrigo Castelli, presidente de la asociación que además intenta “poder aportar un poco desde lo que nosotros hacemos, como acciones solidarios, también juntamos alimentos no perecederos para las iglesias de la zona”.

Actualmente, la asociación cuenta con ocho instructores que dan clases en gimnasios y en espacios de Parque Chacabuco, Caballito y Almagro, que tienen sus propios alumnos que van creciendo y se van formando. Sport Fitness en Asamblea 1130, es uno de los centros donde acuden infantiles, adolescentes y adultos.

“Nosotros tenemos cinco principios que son el autocontrol, la perseverancia, la integridad, la cortesía y el espíritu indomable. Siempre hay una camaradería y una cordialidad muy fuerte”, remarca Castelli quien agrega que uno de los objetivos “es tratar de salir de la agresión que hay en la calle, generar valores, el tema de pedir permiso, el tema de la integridad, el respeto que es fundamental hacia todos”.

Si bien en parte el taekwondo se trata de obtener un determinado estilo de vida basado en el equilibrio y el autocontrol, también la práctica de esta disciplina puede derivar en la competencia. “El taekwondo que nosotros practicamos tiene la parte deportiva y la parte marcial. La asociación también compite. Tenemos 20 competidores entre todos los practicantes que hay. No todos pueden competir porque tienen que cumplir ciertos requisitos y ciertas condiciones. La competencia creció mucho, en los últimos años hay torneos todos los meses”.

“Considero que no todos pueden participar de una competencia, más que nada cuando van a hacer lucha, en donde hay contacto. Hay que pasar ciertas etapas para que una persona pueda ir. Igual a todos no les interesa la lucha, también nos dedicamos a la defensa personal, a ver el taekwondo como estilo de vida”. Quienes deciden no competir pueden participar de encuentros deportivos que cumplen con la función de simulacro de torneo abierto.

También, la práctica del taekwondo es positiva para el cuidado de la salud y para el acondicionamiento físico. Castelli aclara que como “el taekwondo genera todo un nuevo estilo de vida, cuando empezás a practicar, esto genera que en la semana salgas a correr, que no solamente te quedes con el entrenamiento del taekwondo, también te empezás a cuidar con la comida, dejás los malos hábitos. Nosotros consideramos que somos promotores de salud. Como trabajamos todo el cuerpo, la gente empieza a tomar conciencia de qué condición física tiene y en qué punto están”.

La asociación no tiene solo fines deportivos sino que también cuenta con un costado solidario: “Lo que hacemos es tratar de aportar a la sociedad. Nosotros vamos a dar una charla en la Asociación Paraguaya para prevenir el tema de la violencia de género. Las charlas buscan lograr prevenir, tomar conciencia de lo que es la violencia de género, que no es sólo física, que hay varias violencias de género. Se trata de prevenir y agarrar los problemas de raíz”.

Además, la asociación está por empezar a dictar clases en un merendero en Ezeiza para chicos en situación de calle y en el mes de septiembre realizará un evento solidario en Parque Chacabuco con el fin de juntar alimentos no perecederos para llevar a la Iglesia Santa Isabel de Hungría.

Más información: Asociación Profesionales de Taekwondo

Fotografía: Asociación Profesionales de Taekwondo.

Últimas Noticias

Arriba