Noticias Argentinas

En defensa de los derechos humanos

La vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Tarlovsky de Roisinblit, fue distinguida con la mención de honor Juana Azurduy por su trayectoria y compromiso con la verdad, la memoria y la justicia.

La iniciativa fue de la senadora nacional por Santa Fe, María de los Ángeles Sacnun, y en el Salón Atrio del Senado destacó “la lucha, la vida y la historia de Rosa” y expresó sus deseos para que su ejemplo “permita alumbrar una Argentina gloriosa que permita que todas y todos tengan oportunidades abrazando la memoria, la verdad y la justicia social”.

Sacnun subrayó la historia de Rosa Tarlovsky como miembro de una de las comunidades santafesinas integradas por los denominados “gauchos judíos”. La integrante de Abuelas de Plaza de Mayo, nació el 15 de agosto de 1919, en Moisés Ville, Provincia de Santa Fe. Se graduó como obstetra en la Universidad del Litoral y posteriormente obtuvo por concurso el cargo de “Partera Jefa” de la maternidad Escuela de Obstetricia de Rosario.

En octubre de 1978, su hija Patricia, su yerno y la hija de ambos, de apenas 15 meses, fueron secuestrados por la dictadura militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983.

Al momento de su desaparición, Patricia estaba embarazada de 8 meses, de su segundo hijo.

En el año 2000 su nieta fue recuperada y le fue restituida su verdadera identidad en el 2004. El nieto de Rosa Tarlovsky que nació en cautiverio, aún no fue recuperado.

Al agradecer el reconocimiento, Tarlovsky sostuvo que “la identidad de los pueblos se construye a partir de un proceso complejo y, en ese curso, la memoria colectiva nos permite conocernos e identificarnos como sociedad y como Nación”.

También afirmó que “nosotras las abuelas, hemos sido diseñadoras y constructoras de valores sociales, protegiendo la vida, la libertad, la dignidad y el honor, manteniendo la lucha contra el abuso de poder».

En ese sentido destacó que “esa tarea esencial se proyectó a la defensa de la democracia y la soberanía popular para que a través del tiempo y de la memoria las instituciones crezcan y evitar que se puedan repetir los actos reñidos con la propia condición humana”.

Entre los presentes se encontraban: la senadora nacional por Chaco, María Inés Pilatti Vergara, el secretario parlamentario del Senado de la Nación, Juan Pedro Tunessi, el diputado nacional por CABA, Juan Cabandié, el diputado nacional por Buenos Aires, Horacio Pietragalla, el secretario de derechos humanos de la Provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón, el juez federal Daniel Rafecas y el legislador porteño Carlos Tomada.

Últimas Noticias

Arriba