Noticias Comunales

Mucho más que un festival de tango

Entre el 5 y el 15 de septiembre se llevó a cabo la cuarta edición del «Festival de Tango de Flores», un espacio centrado en la música más que en el baile y que busca que el barrio se convierta en un polo cultural.

El  jueves 5 de septiembre se dio inicio al Festival de Tango de Flores a través de la charla abierta «Cultura e Identidad». Fue en el maravilloso estudio del reconocido artista y vecino del barrio, Gustavo López Armentía.

Se vivió una jornada a pura emoción. De corazones abiertos al disfrute pleno del arte y todas sus expresiones. Primero unas copas de vino para brindar. Luego las palabras de los invitados. Pasaron por allí el historiador del barrio, Ángel Prignano, el poeta y cantante Gastón Varela, quienes dedicaron unas palabras al espacio y a la gran obra artística de Gustavo.

Lo mismo hizo el músico, escritor, y académico de la Academia del Tango Alejandro Martino, que además tocó la flauta inspirándose en las obras de López Armentía,  su amigo de la vida también.

Carlos Varela y Pepo Ogivieki fueron los encargados de aportar el tango. Carlos aferrándose al canto tradicional tanguero, y Pepo al piano con la maestría que lo caracteriza.

El festival contó con muchísimas actividades. Aquellas fueron desde el canto, pasando por charlas para reflexionar, orquestas en vivo, conciertos, homenajes, talleres, clases abiertas, presentaciones de libros, etc.

El gran cierre del Festival sucedió el Domingo 15 en el Espacio Cultural Arrotea 951. Hubo una Feria de Emprendedores de la Economía Social, clases de tango con “Aires del Sur”, pintura en vivo con Romina Pernigotte en el marco del proyecto “Escenas del Tango en vivo” y la presentación  del libro “Tango, equilbros y desequilibros”.

Cantaron y tocaron el Quinteto Tin, Raquelina y Hugo y La Trúa.

Los organizadores del festival, Viviana Scarlassa, Hernán Ielapi y Christian Martínez, quedaron muy conformes y felices.  Al respecto, Viviana hizo un balance y comentó: “Para nosotros el balance es super positivo en primer lugar porque se pudieron realizar todas las actividades sin ningún tipo de inconvenientes y además hubo una excelente participación de la gente. El hecho que haya sido tan interdisciplinario, el concierto didáctico en la escuela primaria, para nosotros eso fue re fuerte, porque había muchos chicos que recibieron por primera vez el estímulo del tango. Todo esto abrió un proyecto a más largo plazo que tiene que ver con la unión de todos los espacios culturales que hay, formar un polo artístico de Flores que dé a poquito ya empieza como a vislumbrarse”.

Por si esto fuera poco, el gran broche de oro fue que el Festival fue declarado de interés cultural por la Legislatura porteña, algo que viene a afirmar la construcción colectiva cultural y de los artistas del barrio.

Un gran empujón para los festivales venideros.

 

Últimas Noticias

Arriba