Noticias Porteñas

Aprueban una ley que promueve el teatro comunitario

 Los grupos de teatro barriales estarán eximidos del pago de algunos impuestos, tales como el inmobiliario y la tasa retributiva de los servicios de alumbrado, barrido y limpieza. Así como también, del mantenimiento y la conservación de sumideros, de los inmuebles relacionados con la práctica teatral y del pago de los derechos de delineación y construcción.

Por otro lado, a partir de esta iniciativa, podrán solicitar subsidios para solventar los gastos relacionados con la producción y la difusión de la práctica teatral. Estos subsidios son aplicables  también a los costos de mantenimiento de los espacios donde se realizan los talles y de honorarios profesionales.

images

Con el objetivo de difundir, promocionar y proteger el Teatro Comunitario, la Legislatura sancionó una ley que regula esta iniciativa cultural en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso, desde ahora en adelante, aquellos grupos de teatro barriales -es decir aquellos que están abiertos a toda la comunidad y no persiguen finalidad de lucro- tendrán una norma que respalda su actividad.

Esta normativa establece modificaciones en la Ley 156 del Instituto para la Protección y Fomento de la Actividad Teatral No Oficial de la Ciudad de Buenos Aires (PROTEATRO) y crea el Registro de Grupos de Teatro Comunitario en el Ministerio de Cultura, el cual estará formado indistintamente por personas físicas o asociaciones civiles sin fines de lucro.

A través de esta ley se estableció un régimen de subsidios para contribuir económicamente con aquellos grupos teatrales que más lo necesiten. Estos subsidios permitirán solventar gastos relacionados con la tarea de producción y difusión de la práctica teatral, el alquiler y mantenimiento de los lugares donde se realiza el taller. Por otro lado, también cubre honorarios profesionales, así como cualquier otro concepto directamente vinculado con esta actividad artística.

Esta iniciativa aprobada por la Legislatura propone, entre otras cosas, que los grupos de teatro que estén actualmente en actividad en las diversas comunas de la ciudad  estén eximidos del impuesto inmobiliario y tasa retributiva de los servicios de alumbrado, barrido y limpieza –ABL. Así como también, del mantenimiento y la conservación de sumideros, de los inmuebles relacionados con la práctica teatral y del pago de los derechos de delineación y construcción. Cabe aclarar que éste punto se aplica únicamente para las construcciones o ampliaciones que tengan como fin la realización de la práctica teatral.

En los barrios de la ciudad existen actualmente numerosos grupos de teatro comunitario. Estas agrupaciones fueron aumentando en los últimos años y están formadas por vecinos –y hasta incluso familias enteras- que viven en la comuna y/o alrededores.

Por teatro comunitario entendemos una actividad cultural propia de la comunidad  donde se encuentra inmerso y para la comunidad. Es una práctica que genera transformación social y trabajada su identidad barrial. Parte de la base de que toda persona es esencialmente creativa y que sólo es cuestión de encontrar el marco adecuado para desarrollar sus capacidades. Trabaja la inclusión y la integración, entre otros aspectos. Además, convoca a todos quienes deseen participar, sin límite de edad o procedencia. Es una alternativa cultural que poco a poco fue sumando cada vez más adeptos en los diversos barrios porteños.

Últimas Noticias

Arriba