Noticias Comunales

“La milonga Cafferata fue escrita para Parque Chacabuco”

En el Día Mundial de la Música, el maestro del bandoneón, Carlos Buono, recuerda una de sus milongas más conocidas. Además, habla del amor que siente por su familia, su profesión y su barrio, fuente de inspiración de sus composiciones. 

El maestro del bandoneón en la intimidad del living de su casa, en Parque Chacabuco.

Carlos Buono en la intimidad del living de su casa, en Parque Chacabuco.

Hoy se festeja en todo el mundo el “Día de la Música” en honor a su patrona, Santa Cecilia. Para celebrar este día, conversamos con el bandoneonista, compositor, arreglador, Carlos Buono, quien recuerda la letra de “Cafferata”, una milonga que compuso en homenaje a su barrio, Parque Chacabuco.

Carlos Buono se autodefine como músico cuando le preguntan a qué se dedica. Tal es así que escribió un libro que relata su biografía y trayectoria artística, al que tituló: “Yo… soy músico” y de esta forma sintetizó con tan sólo tres palabras su pasión por este arte.

Hay cosas que me sucedieron –como integrar la orquesta y recorrer el mundo con Mariano Mores, ir de gira por Japón para acompañar a Ranko Fujisawa desde Tokio hasta Osaka, dirigir a Raúl Lavie o a Libertad Lamarque, entre tantas otras cosas- que ni siquiera las soñé. Simplemente, pasaron”, cuenta aún extrañado Buono en el living de su casa ubicada sobre Pasaje de las Garantías.

“Incluso… ¿quién se hubiera imaginado que desde mi pueblo, Junín, iba a venir a estudiar a la casa de Calixto Sayago, tan cerquita del Parque Chacabuco? Las vueltas de vida hicieron que hoy haya retornado con mi familia a este querido barrio. Acá vivimos hace muchos años, vimos crecer a mis hijos y hoy, a mis nietos. Este lugar me inspira, a veces salgo a caminar y me pierdo en sus calles repasando mis composiciones mentalmente. Una vez, le dediqué un tema: Cafferata”, relata Carlos con nostalgia y admite que por momentos, pensar ésto le da miedo porque siente que se está cerrando un círculo de su vida.

“¡Pero, ojo! Soy re feliz”, aclara mientras acaricia la piel de gallina de sus brazos. Se abraza, se queda en silencio y su mirada se pierde en dirección a la ventana que da al frente de su casa.

Hablar de su infancia en Junín, de la llegada a Buenos Aires, de sus primeros trabajos con grandes músicos, de las giras por el mundo, de las 15 millones de reproducciones de “Adiós Nonino” y “Libertango”, temas de Piazzola que interpretó junto al violinista holandés, André Rieu y de un largo, largo etcétera; lo enamora y éso se evidencia al observar el brillo de sus ojos.

Sin embargo, nada se compara cuando define qué es la música y su relación la familia: “La música nos mantiene siempre unidos. Nada hubiera sido posible sin la ayuda del entorno familiar. Por eso, siempre le agradezco a mi familia y nos emocionamos cuando recordamos las innumerables anécdotas que vivimos: en el pasado hay muchos años de sacrificios en común, tristezas, desarraigos así como también, increíbles alegrías. Lo más importante es que todo lo transitamos juntos. Por eso, la música y la familia para mi es unión”.

Sus partituras, testigos de su pasión por la música.

Sus partituras, testigos de su pasión por la música.

Día de la Música

En coincidencia con el Día Mundial de la Música, esta noche Carlos Buono se presentará a las 21hs. en la librería-bar “Clásica y Moderna” ubicada en Av. Callao 892, en el centro porteño.

Dará un concierto junto a Julian Vat, flautista y saxofonista y Miguel Pereiro, en piano. El trío celebrará junto al público el Día de la Música, tocando sus mejores repertorios en un show que promete ser irrepetible.

descarga

El maestro del bandoneón, Carlos Buono.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba