Noticias Comunales

“La llave del conflicto la tiene el IVC”

Nicolas Lovarvo es referente de la Asamblea Popular de Flores y asesor de la Cooperativa de Vivienda Butteler. Charló con este medio acerca del intento de desalojo de las familias que viven en el inmueble sito en Av. Cobo 555 del barrio Parque Chacabuco. 

La Comuna 7: ¿Qué fue lo que sucedió el lunes pasado en la Cooperativa Butteler?
Nicolas Lovarvo: En la cooperativa Butteler viven alrededor de 17 familias. La familia que más tiempo lleva viviendo ahí data de 35 años. La mayoría entró a vivir en ese edificio como inquilino. Hace más de 20 años el dueño desapareció, habrá muerto y nadie reclamó, y esa propiedad quedó vacante. Y la gente siguió viviendo ahí 20 años más. Hace 7 años apareció un dueño que, en realidad es un comprador del edificio. En la compra figura que lo adquirió sin habitantes, lo cual es un fraude porque están las familias viviendo ahí todo este tiempo. El nuevo dueño inició un juicio de desalojo y hace 6 años que las familias que están ahí están resistiendo al desalojo. Hasta el día lunes pasado, no había habido ningún intento de desalojo con policía. Nosotros hace años que venimos revirtiendo las distintas sentencias en cámaras, en juzgados. Logramos que el juez dictamine que no son usurpadores sino que son posesores legales porque ellos ingresaron ahí no por usurpación sino por pleno derecho. Pero bueno, el derecho a la propiedad en este mundo está por encima de cualquier otro derecho, y la causa fue moviéndose inexorablemente hasta que llegamos a la situación del lunes pasado. El mandamiento de desalojo quedó firme y lo vinieron a ejecutar pero por suerte los compañeros de la cooperativa y gente de otras organizaciones que vinieron a solidarizarse, se pudo frenar el desalojo y posponerlo para iniciar una negociación.

LC7: ¿Hasta que instancia se logró frenar esta medida?
NL: Todavía no se sabe porque lo que hay es un acuerdo de palabra y se está negociando una posibilidad de 5 meses para iniciar una negociación. Es imposible que a esta altura la justicia desconozca el derecho del comprador. Lo que estamos solicitando es que el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) se haga cargo de facilitar los créditos para que las familias puedan comprar la propiedad en la que están o mudarse. Muchas de las familias están compuestas por adultos mayores, son familias con hijos, hay varios núcleos familiares en muchos casos porque esta la abuela con el padre y los hijos. Mucha gente que vive ahí. De hecho, en el camino se constituyeron como cooperativa. Es ahí donde nosotros como Asamblea de Flores y como Corriente Veinte Veintiuno entramos para ayudarlos a formar la cooperativa y como cooperativa lograron negociar con el IVC en el marco de la Ley 341 sobre cooperativas de vivienda. El IVC se avino a conversar pero todo quedó en el aire, no cerraron ningún compromiso y ahora estamos de alguna manera entre la espada y la pared porque se viene el desalojo. Entonces, lo que se logró el lunes fue pararlo e iniciar una negociación para que el IVC actúe con velocidad y poder resolver el problema de vivienda de esa gente.

LC7: ¿Qué margen de maniobra existe en la Legislatura para generar alguna medida?
NL: En la legislatura porteña hay dos proyectos que ninguno de los dos prospero porque la mayoría es del PRO y con el tema de la propiedad privada hay como un fetichismo y no se toca, incluso en los casos de propiedad ilegítima. Si hay dueños legítimos son esas personas que vivieron 40 años en el lugar. La verdad que venga alguien y compre una propiedad en un remate bastante fraudulento y con irregularidades. Sin embargo, la justicia termina dándole la razón al que cometió el fraude y la legislatura termina en el mismo camino. Los dos proyectos que hubo fueron, uno de Pre-ocupación, preocupación por la situación de las familias en la cooperativa Butteler, que ni siquiera eso se permitió que se vote en el pleno, y el proyecto de expropiación que tampoco prosperó. Sabemos que es medio imposible porque son rarísimos los casos en la legislatura porteña de expropiaciones, y si existen es para negocios de gente que está muy vinculada al oficialismo. La expectativa que nosotros teníamos con estos proyectos era concientizar a la clase política del problema que tenían estas familias para forzar una intermediación. La llave del conflicto la tiene el IVC que son los que pueden facilitar los créditos y ofrecer una solución integral a las familias que viven ahí.

LC7: Esas familias que hoy viven en ese inmueble, en caso de obtener un crédito, ¿se irían de donde viven en búsqueda de otra propiedad o buscarían adquirir la propiedad actual?
NL: Ambas posibilidades están en danza porque de alguna manera el IVC cualquiera de las opciones que habilite son pasibles de negociar. Una cosa es lo que nosotros queramos y otra es lo que está dispuesto a negociar el comprador. Por lo pronto, lo que necesitamos es que el IVC se avenga a debatir con nosotros una solución. Después, si el comprador quiere o no vender es una potestad de él. Pero para las familias no es lo mismo irse sin nada que con un crédito para buscar una solución de vivienda y, en el caso de la cooperativa, que pueda tener un lugar común.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba