Noticias Comunales

Galasso sigue dando cátedra

El viernes pasado estuvimos presentes en la charla pública que dio este reconocido escritor, historiador, ensayista y vecino de Parque Chacabuco.

La reunión fue convocada por la Biblioteca Manuel Ugarte de Picheuta  1407, en el marco de un taller que se dicta todos los viernes desde las 19 sobre “Literatura y Peronismo”.

La sala estuvo llena. Es que siempre resulta muy placentero escucharlo a Norberto Galasso.

Su extensa trayectoria como escritor, con una larga obra literararia de libros y ensayos, sin dudas colabora a comprender el pensamiento nacional y popular del peronismo.

Su presencia cumple por demás las expectativas de poder disfrutar de un sinfín de anécdotas del intelectual socialista de joviales y lúcidos 81 años.  Hoy, hasta se anima a hacer un programa de radio, “Galasso de media cancha” por radio Caput, que va los lunes a las 16.30hs.

Desde este espacio barrial y de militancia, los organizadores comenzaron agradeciendo a Galasso por poder intercambiar opiniones sobre el escenario político, económico y social actual.  Su coherencia de pensamiento hace de Norberto, un pensador comprometido con su pueblo.

Sus comienzos

El historiador contó cómo pasó desde ser un contador, en principio por su interés por la economía, hasta inclinarse por la lectura y escritura en relación a la historia argentina. Al respecto comentó: “Ya la carrera no me convenció, porque los profesores en un 80 o 90 por ciento en aquel tiempo y ahora son liberales, y terminé la carrera a contra gusto”.

Comenzó a tener inquietudes políticas -agregó- y que la mejor manera de comprender todo era a través de la lectura de la historia.

En este sentido, hizo un interesante repaso de cómo desde los comienzos las clases hegemónicas respondieron a los intereses extranjeros, y no a las mayorías que los elegía.

Relató  también que se presentó en un concurso para escribir una biografía de Moreno, publicado en 1963, y desde allí entabló una relación con el intelectual de izquierda Jorge Abelardo Ramos.

Después publicó sobre la Revolución de Mayo, a partir de ahí entró como en una especie de vicio por la escritura.

Sobre la izquierda y Ugarte

Galasso estableció estrechas relaciones políticas con Arturo Jauretche, Juan José Hernández Arregui y la izquierda peronista, pero sin integrarse a ella, permaneció en posiciones de Izquierda Nacional.

Escribió sobre Ugarte, a partir de una investigación, pedida desde Francia, país interesado en su figura: “Investigué sobre Ugarte desde el Archivo General de la Nación, era un hombre muy enamoradizo, hombre de duelos, de poemas románticos”.

Además agregó: “Fue un libro accidentado porque se publicó en 1973, casi no tuvo difusión, Manuel Ugarte fue un luchador socialista que denunció los atropellos del imperialismo norteamericano”.  También dijo que para Ugarte el socialismo en Argentina no se podía desarrollar si no se entendía la realidad local, o sea un socialismo nacional.

Los años difíciles

Sobre la última dictadura cívico militar refirió: “Fueron años de brutalidad, barbarie, terror y miedo, yo me mudé varias veces”. Además comentó: “Fui síndico en Eudeba en el 73, me quisieron hacer un juicio. Estaba casi fundida la editorial. Finalmente renuncié y a Jaureche no le gustó mucho”.

Después del golpe se refugió en el departamento de una tía, durmiendo en el piso, ya que “había llevado todos los libros que podían ser peligrosos para esa época”.  A pesar de ser años muy difíciles, el historiador se las arregló para seguir editando.

Sobre el libro “Yo fui el confesor de Eva Perón”

Le consultaron sobre su visión acerca de la figura de Evita y declaró: “No tuve la oportunidad de conocerla, su confesor fue el Padre Benitez”. Contó que lo conoció y entabló una relación con este cura peronista para poder escribir este libro.

Recordó que en su casita de la localidad de Florida, se encontró sorpresivamente rodeado de un busto de Evita, una lámina de Carlos Marx y un óleo del Che Guevara.

El Padre Hernán Benítez, conversó durante largos atardeceres con el ensayista. Allí, opinó sobre cristianismo, socialismo, peronismo y tantas cosas más. Benítez estuvo muy cerca de Juan Perón y de Eva Perón entre 1943 y 1955, especialmente de Evita, de quien fue confesor y asesor en la Fundación Eva Perón. “Yo me hice cristiano por ella”, comentó que dijo el Padre.

Actualidad

Hacia el final de la charla, Galasso hizo referencia a la difícil situación que atraviesa el  país. Habló del gran endeudamiento que está sosteniendo el gobierno, el rol de los medios como herramientas para formar opinión, sobre el odio de clases, la corrupción y el surgimiento de las derechas en Latinoamérica. Y continuó con las anécdotas.

La charla se extendió por más de 2 horas, y cada minuto que pasó fue de aprendizaje. Galasso continúa enseñando y brindando interesantes análisis históricos y de coyuntura. El público allí presente agradeció y aplaudió. Se le hizo entrega de un humilde presente. Y también se pudo compartir otro grato momento con música en vivo, comidas y bebidas.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba