Noticias Comunales

“Si tenés una adultez activa, tenés posibilidades de lograr más cosas”

Mensajeros de la Paz es una organización que trabaja por la inclusión de los niños, adolescentes y adultos mayores. Llevan 15 años en el país y 4 en la comuna. El 29 de noviembre realizarán una cena por su aniversario en el Hipódromo de Palermo donde lo recaudado será destinado a proyectos educativos.

Florencia Camiscia es parte de Mensajeros de la Paz, una organización que busca la inclusión y la protección de derechos de la niñez y los adultos mayores y que cuenta con un centro de atención para adultos mayores en Flores (Club de Día en Culpina 1021) que también funciona como centro de apoyo escolar.

La Comuna 7: ¿Cómo surgió Mensajeros de la Paz y cuál es su objetivo?

Florencia Camiscia: Somos una organización internacional que está presente en más de 50 países. Trabajamos mucho en las catástrofes, conflictos armados y con el tema de los refugiados. Desde el año 2001, en plena crisis de Argentina, al ver tanta necesidad que existía, que los medios levantaban tantas notas sobre la desnutrición y que había muchos chicos que estaban muriendo de hambre, el Padre Ángel (García Rodríguez) y la comitiva de la organización que está en España decide viajar para poder traer ayuda a la Argentina. Entonces, empieza una campaña solidaria en donde mandan 380 mil toneladas de alimentos y se logra ayudar a muchos centros y hogares de la Provincia de Buenos Aires, también en Tucumán y en otras provincias. Después, se trabaja en hospitales, se trabaja en las inundaciones de Santa Fe. Inicialmente, fue un trabajo de asistencia directa, de tratar de ayudar en una situación de catástrofe, en una situación extrema, y con el transcurso de los años, Mensajeros de la Paz empezó a crecer como una organización de asistencia directa, en donde no solamente se estaba en estas situaciones, sino también cotidianamente con hogares y centros de adultos mayores y para niños y con espacios en donde no sólo se trabajara con la alimentación sino también para trabajar sobre la reparación de esos derechos, para mejorar la situación y que tengan una vida mucho más digna.

LC7: ¿En qué zonas se encuentran trabajando?

FC: Nosotros estamos en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia. Tenemos centros en Flores, en Balvanera, estamos en Villa 31, en donde no son centros propios pero tenemos talleres educativos, estamos en Ciudadela y en Longchamps.

LC7: ¿Cómo ven el contexto actual de la niñez y los adultos mayores?

FC: Lo que vemos es que hay muchas situaciones que se están profundizando. Lo que tiene que ver con niñez es un tema que nos preocupa bastante. Por eso el último tiempo hemos empezado a trabajar con las familias y con los chicos a través de talleres educativos, en donde también empezamos en la Villa 31 y en asentamientos de Tres de Febrero y en Villa Bosch porque nos dábamos cuenta de que más allá de la asistencia directa en los centros y hogares, lo que se necesita es estar bastante, para poder evitar esa situación de vulneración de derechos que es como llegan los chicos a nuestros proyectos. En el caso de los adultos mayores, llegan cada vez con mejores condiciones a más edad pero a su vez hay un montón de situaciones como, por ejemplo, la situación de soledad que hace que ocurran muchísimas cosas porque los adultos mayores al estar más solos empiezan a tener otro tipo de problemas. Tiene que ver con que el adulto mayor está más tiempo solo, sin hacer ninguna actividad por esta cuestión cultural de que si sos grande ya cumpliste tu ciclo y, entonces, un montón de enfermedades empiezan a ocurrir. Mientras que si tenés una adultez más activa, con una concepción diferente de lo que es ser un adulto mayor, tenés más posibilidades de lograr más cosas. El director del hogar siempre nos dice a nosotros: “Ustedes cuando lleguen a los 60 tienen que preguntarse qué van a hacer los próximos cuarenta años”. Hay un montón de proyectos que se pueden empezar a concretar. No es el final de una etapa, sino el principio de una nueva. Esa es la concepción que nosotros tenemos.

LC7: ¿Cómo llegaron a la Red de Flores-Parque Chacabuco?

FC: Nosotros estamos en la red hace dos años. Empezamos a hablar con un grupo de organizaciones porque tenemos un proyecto escolar. El proyecto se llama Educando y se realiza en el mismo espacio en donde trabajamos el Club de Día, que funciona de 9 a 17, y de 17 a 19, los días martes y jueves funciona como un centro de apoyo escolar, que en realidad hace muchos años que está pero en el último año y medio hemos estado trabajando fuertemente para cambiar la metodología. En esto de empezar a trabajar en red, conocimos a la Red de Flores-Parque Chacabuco, y ahí es donde empezamos a tratar de vincularnos con otras organizaciones para ver de qué forma podíamos trabajar en conjunto. Hicimos varias actividades. Entonces, tratamos de vincularnos con otras organizaciones que hicieran lo mismo o algo parecido, o algo en lo cual nosotros pudiéramos ayudarlos o ellos ayudarnos para mejorar un poco la calidad de vida de la gente.

LC7: ¿Qué festejos piensan hacer por los 15 años de la organización?

FC: Ya en marzo empezamos con los festejos y a preparar todo lo que queríamos armar y estamos festejando con una cena que se va a hacer el 29 de noviembre en el Hipódromo de Palermo. En donde va a venir el Padre Ángel, que es el fundador de la organización y que este año fue nominado Premio Nobel de la Paz. La idea es invitar a organizaciones, empresas, voluntarios y a toda la gente que trabajó durante estos 15 años para que Mensajeros sea la organización que es, pero a su vez, lo que buscamos motivar es que empecemos a prestar atención y empecemos a poner foco en todas las cosas que tenemos que seguir haciendo. Nosotros decimos: “Sigamos ayudando, sigamos transformando”. Cumplimos 15 años, pero la verdad es que esto recién empieza. Hay un montón de cosas que queremos cambiar, que nos parece que se tienen que modificar y para eso necesitamos el apoyo de muchas personas. No solamente todo lo que hace Mensajeros, sino la pata del gobierno, la pata de otras organizaciones que están en lo mismo que nosotros y también de las personas, de la comunidad. La cena es una buena propuesta para poder aunar esfuerzos en mejorar la calidad de vida de las personas.

LC7: ¿A qué se va a destinar lo recaudado?

FC: Lo recaudado vamos a estar focalizándolo en los proyectos educativos que venimos trabajando en este último año, porque nos damos cuenta que, en realidad, tienen mucho potencial de ayuda y que podemos explotar muchísimo los recursos que Mensajeros tiene en cuanto a la calidad profesional. Tenemos un equipo de coordinadores educativos que es increíble y que creemos que esta metodología podemos llevarla a barrios y asentamientos que lo necesitan un montón. Porque más allá de lo educativo, lo que tiene esto, más allá de que los chicos vayan y se lleven los cuadernos para poder aprender, hay toda una cuestión de contención familiar que se genera en esos espacios y que si nosotros logramos consolidar este tipo de proyectos podemos hacer un montón de cosas y prevenir un montón de situaciones en los chicos y en las familias. Va más allá de la situación escolar. Esto es un trampolín para nosotros. Es la forma de darle a la comunidad, a la gente y a las familias un apoyo, un sostén para que ellos puedan seguir trabajando, puedan llevar a los chicos a la escuela, son muchas cosas que se generan en esos espacios.

Cena de Mensajeros de la Paz por los 15 años

Será el miércoles 29 de noviembre en el Hipódromo de Palermo. El evento contará con el show de Daniela Herrero y la conducción de Juani Martínez y Gabriela Sobrado. Para comprar una entrada o realizar una donación, ingresar a www.mensajerosdelapaz.org.ar/cena/ y reservar el cubierto para la cena o también comunicarse con la organización y hacer una donación para tres proyectos educativos a realizarse en 2018.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba