Noticias Comunales

Despidió el año a toda fiesta

La organización social “Flores Solidario” donde funciona un centro cultural, un espacio para los jubilados, una biblioteca y un merendero, realizó su fiesta anual en el nuevo local ubicado en Del Barco Centenera 1536, Parque Chacabuco.

A pesar del calor agobiante de la jornada, los vecinos y participantes activos de Flores Solidario se dieron cita para despedir con alegría el cierre del año de las muchas y diversas actividades que llevan a cabo.

Allí se pudo disfrutar de la muestra anual de los talleres y se incluyeron números musicales de baile, canto y guitarra.

Los profesores les hicieron entrega a sus alumnos de sus respectivos diplomas sin dejar afuera a las menciones especiales.

Hubo también buffet popular, con bebidas y una parrilla que funciono a full toda la noche.

Este medio conversó con Marcelo D’Ambrosio, presidente de la institución, quien dijo: “Hoy despedimos el año, uno más de trabajo de ya más de veinte.  Nuestro frente cultural es quien hoy centralmente despide el año, y también nuestro frente político”.

En ese sentido, la bandera de fondo del escenario del gran salón, hacía alusión a la lucha en defensa de los derechos humanos.

Y agregó: “Recibimos la visita de muchos referentes con quienes construimos nuestra identidad como los organismos de derechos humanos, algunas Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Victoria Montenegro en representación de las Abuelas y recientemente electa legisladora por la ciudad”.

Particularmente, pudimos observar la presencia de Lita Boaitano, Presidenta de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas, y se esperaba la presencia también de Nair Amuedo, de Madres.

También se proyectó un video institucional para mostrar la presencia de lucha y organización en la calle de Flores Solidario.

Hoy funcionan más de 25 talleres, esto denota la magnitud del trabajo social que realizan.

Marcelo también se refirió a su sentimiento sobre el evento: “Nosotros no queremos decirle festejo, porque entendemos que están pasando muchas cosas que nos duelen de verdad”.

Completó: “Nuestro trabajo social está cada vez más complicado porque los recursos nunca alcanzan y porque los comedores tienen cada vez más gente, los merenderos están desbordados”.

Además comentó que en este último año la cuestión se puso cada vez más complicada y que los “apena mucho”, que están “preocupados”.

Los padres de los alumnos y familiares no se cansaron de aplaudir cada intervención, viviendo así un clima familiar, de sentimientos de pertenencia hacia la organización y de satisfacción plena.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba