Noticias Porteñas

Boitano y Carrara distinguidos por Amor

Foto: Defensoría.

Se realizó la entrega de los premios “Alicia Oliveira” organizados por la Defensoría porteña, en reconocimiento de la memoria, la verdad, la justicia y los más vulnerables.

La presidenta de la organización Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Lita Boitano; y el flamante obispo auxiliar de la Ciudad de Buenos Aires, Gustavo Carrara, recibieron el Premio “Alicia Oliveira” 2017 de manos del actual Defensor del Pueblo de la Ciudad, Alejandro Amor, y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Durante la ceremonia, la secretaria general y titular del Consejo para la Vigilancia, Promoción y Protección de los Derechos Humanos de la casa, Silvina Penella, recordó a Alicia Oliveira, la primera defensora que tuvieron los porteños, a quien definió como “una voz que se alzó con compromiso en tiempos de democracia y en Dictadura”.

Penella definió a Lita Boitano como “una enorme luchadora de los derechos humanos, que desde hace 41 años viene aportando a la recuperación de la memoria”; y sobre el padre Carrara sostuvo que “es uno de esos sacerdotes que vive y comparte el día con quienes más lo necesitan. El premio pretende ser también un reconocimiento a todo ese grupo de curas que hicieron una opción por los pobres y trabajan en las villas”.

En su turno, Estela de Carlotto puso en evidencia las acciones reconocidas a los homenajeados y aseguró que “merecen mucho este reconocimiento, sobre todo en esos años donde ya nos pesa lo vivido, esta caricia hace mucho bien”.

Por su parte, Alejandro Amor revindicó este premio y destacó que “el compromiso por la Memoria, la Verdad y la Justicia tiene que ser más fuerte en cada uno de nosotros para que no hay nunca más un desaparecido”.

El titular de la defensoría porteña ahondó en un análisis de la realidad en la actualidad y observó que “en la Argentina que nos toca vivir, según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA, hay más 13 millones de pobres. Ese no es un dato estadístico, es una llaga abierta que tenemos la obligación de comenzar a cerrar. Las cuentas fiscales del Estado no cierran, si no cierran las cuentas sociales. Los problemas no están en los números, los sufren las personas. Se trata de seres humanos a los que el Estado abandonó, y es nuestra responsabilidad hacernos cargo. Porque donde el Estado está ausente, se genera un para-Estado, que muchas veces está ligado a organizaciones delictivas”.

En sus palabras de agradecimiento, Lita Botano llamó a que “no nos peleemos entre nosotros, sigamos juntos a pesar de las diferencias. Le pido a la generación que tiene la edad de nuestros hijos que no dejen de seguir luchando, para que los más jóvenes no tengan miedo”.

Por último, Gustavo Carrara aseguró que “recibo el premio en nombre de una acción comunitaria. Hoy me toca aparecer a mí, pero el premio es para una comunidad que se organizó para ponerse al servicio de los más desprotegidos, y que con pequeños gestos y gran amor hace algo para tratar de vivir mejor”.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba