Noticias Comunales

“El arte es una herramienta para abordar problemáticas sociales”

A días del reestreno de “Flores de Tajy” y “Mamífera” conversamos con Sol Bonelli, dramaturga, guionista y vecina de la Comuna 7.

Sol Bonelli (35) es madre, periodista, feminista, dramaturga, guionista y directora de teatro. Una calurosa noche de enero, nos recibe en su casa de Flores mientras prepara la cena para su familia y nos cuenta sobre la gira de “Flores de Tajy”, su opera prima en Madrid. Para ella no hay horarios de trabajo fijos y menos aún cuando la inspiración la apremia. En cuestión de segundos, un rincón de su casa o cualquier bar del barrio, pueden convertirse en la cuna de sus obras. Como el sol, estrella luminosa sobre la cual gira la Tierra, Bonelli irradia su propia luz; y sus guiones giran en torno a determinadas problemáticas sociales, que pretende visibilizar -a través del arte-  para generar conciencia y cambiar el paradigma cultural.

La Comuna 7: Sos una mujer comprometida en la lucha contra la violencia, la trata de personas y la prostitución. ¿Cuándo comienzan a inquietarte estas temáticas?

Sol Bonelli: Fue durante la adolescencia, alrededor del ‘96. Frente al colegio donde estudiaba -ubicado en Av. Carabobo y Rivadavia- había un prostíbulo y mis compañeros me contaban que iban a debutar ahí. Me hacía ruido que existiera un espacio en el barrio donde había chicas “disponibles” para que vayan hombres a consumir sus cuerpos a cambio de unos billetes. Más tarde, en 2010, participé en taller de trata de mujeres que se realizó en el Encuentro Nacional de Mujeres en Paraná y de a poco fui encauzándome en estas problemáticas. Como resultado de esa experiencia, y de mucho tiempo de investigación sobre el tema, escribí la serie de TV “Se trata de nosotros”, que fue emitida por Canal Encuentro y ganó el concurso de Ficciones Federales del INCAA. Luego, quise escribir sobre la maternidad, pero el mundo de la prostitución siguió cautivándome. Y empecé a darle vida a los personajes de mi primera obra teatral, “Flores de Tajy”.

LC7: Esta obra fue declarada de interés cultural por la legislatura porteña y, además, cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de la Mujer de Argentina. Para quienes aún no la vieron, ¿qué nos podés adelantar sobre su trama?

SB: La obra aborda la trata de personas para contar la historia de la “Naty”, una paraguaya que fue arrancada de la selva misionera y tirada en las fauces de un hotel rutero. Con el “cliente” de toda su vida desvanecido a su lado, citando leyendas guaraníes y metáforas sobre la selva y sus animales, esta esclava sexual está al borde de la fuga, deambula por el relato de su trágica vida. Revivimos en escena hitos de su historia: cuando Miguel pagó por “estrenarla” y su infierno comenzó; cuando Cris, la travesti-madama del lugar y la Loba, otra chica prostituta, le hacen aprender los “trucos” de cómo encajar en el negocio. En su relato, la “Naty” también cuenta de “Mostro”, el proxeneta que la trajo engañada, y del hijo que le sacaron y a quien sueña con volver a ver. Hasta que un día, se propone salir de ese mundo como sea. La obra busca conmover y generar un cambio de conciencia en los espectadores. Y también se cuestiona sobre ¿qué nos hace libres y qué nos hace esclavos?. El año pasado, la presentamos en Santa Fé, CABA y en provincia de Buenos Aires. Además, el 25 de noviembre pasado hicimos dos funciones en Madrid, España; y a partir del 16 de febrero, realizaremos 6 únicas funciones en “El Método Kayrós Teatro” (El Salvador 4530), los viernes a las 23hs.

LC7: ¿Cómo llega “Flores de Tajy” a Madrid y cómo fue recibida por los espectadores españoles?

SB: Presentamos el proyecto en la embajada argentina en España y en la convocatoria de Ciudad del Ayuntamiento de Madrid y fuimos seleccionados. La fecha fue elegida en el contexto del 25 de noviembre en coincidencia del “Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer”. Además, esa misma semana en España, se llevó a cabo el juicio contra La Manada, el grupo de amigos que violó en conjunto a una chica luego de la corrida de toros de San Fermín. La recepción del público español, en general, fue muy buena. La productora de Almodóvar vino a vernos y dijo que es “una obra valiente y necesaria”. ¡Fue una experiencia muy gratificante!

LC7: ¿Cuál es el contenido social que pretende trasmitir?

SB: El mensaje de Flores de Tajy es contundente: no podemos vivir ajenos a la cantidad de mujeres que se enferman, mueren o desaparecen en el mundo de la prostitución. Tampoco podemos dejar de lado la vida dañada de las sobrevivientes. La idea es mostrar la contracara de este submundo y sus redes invisibles. En una de las escenas uno de los personajes dice: “En este pueblo todos saben lo que se cocina, pero se hacen los boludos”. Todos sabemos que la prostitución y la trata existen porque hay complicidad del Estado, aunque se supone que nuestro Estado es abolicionista por lo que debería castigar y prevenir el proxenetismo. Ésta es una lucha muy urgente, en un contexto donde “Amnistía Internacional” sostiene que la prostitución es un trabajo. Sin embargo, es inadmisible considerar que el cuerpo de una mujer es un objeto de consumo, que un hombre puede alquilar. La prostitución -lamentablemente- es una práctica naturalizada socialmente. Por eso, “Flores de Tajy”  busca develar los distintos engranajes de este crimen atroz que flagela tanto a mujeres como a los llamados “nuevos” géneros. El objetivo fue realizar una obra de fuerte contenido social, pero desde una ficción particular, generando distintos climas, a través del arte.

LC7: Finalmente, lograste escribir una obra teatral sobre la maternidad, otra de las temáticas sociales que te apasionan…

SB: ¡Sí! (risas). Mamífera es un unipersonal que rastrea el cruce entre cultura y animalidad que se evidencia en la maternidad. Habla de los consejos, culpas y mandatos padece una madre contemporánea. Qué deseos, sueños y placeres busca y del enorme desafío que es para aquellas mujeres madres trabajadoras que desean conjugar dos mundos que parecieran antagónicos. Estaremos todos los jueves de este mes en el “Camarín de las Musas” a las 21hs. Y como fuimos seleccionados para el “V Festival Novísima Dramaturgia Argentina”, que organiza el “Centro Cultural de la Cooperación” (Av. Corrientes 1543), el 16 de febrero nos presentaremos ahí. Tras la función se editará un libro junto a las demás obras elegidas por el Festival. Durante el año, tenemos varias presentaciones de ambas obras en agenda.

LC7: ¿En qué espacios se presentarán?

SB: Por fuera de la cartelera teatral, “Mamífera” fue invitada por la “Cátedra de Historia Argentina III de la Facultad de Filosofía y Letras” (UBA) para realizar una función en el marco del “Taller de Historia de Género” que organiza dicha cátedra. Y tiene prevista una función en el “Aula Magna de la Facultad de Medicina” (UBA). Con un posible debate posterior debate sobre la violencia obstétrica que padecen muchas mujeres.

LC7: Por último, ¿qué nos podes contar sobre tu formación profesional?

SB: Nací en 1983 y vivo en Flores. Soy madre de dos nenes, además de una apasionada por el arte. Me formé como dramaturga con Mauricio Kartun, Mariana Chaud, Ariel Farace y Lautaro Vilo. Estudié Letras en la UBA y actuación con Nora Moseinco. En 2017, recibí el premio mención “Santa Clara de Asís” a la labor artística de contenido social. Soy programadora de teatro en el Espacio Cultural de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y guionista de Maravillas Porteñas del Canal de la Ciudad. Además de las obras de teatro Flores de Tajy y Mamífera y del unitario de TV “Se Trata de Nosotros”, fui guionista en varios programas producidos por Pol-ka. Como productora, trabajé para la serie documental de TV La Otra Historia, de Canal (á) y en radio, para Perros de la Calle, FM Metro. Soy periodista recibida en TEA y fotógrafa, egresada de la escuela de Andy Goldstein.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba