Noticias Porteñas

Educación lanzó el protocolo anti tomas

Este nuevo documento buscaría desalentar las protestas estudiantiles y responsabilizar a los padres. También habría multas a las familias en casos de daños materiales en las instituciones.

El nuevo protocolo impulsado por el Ministerio de Educación explica las acciones que deben seguir los directores de las escuelas frente a una toma y busca básicamente responsabilizar a los padres de los estudiantes por sus acciones de los estudiantes, incluso con multas económicas en caso de daños materiales.

Las tomas no son un delito

También pondría multas por posibles daños materiales. El año pasado, fueron 30 las escuelas tomadas en rechazo a la reforma inconsulta bautizada “Secundaria del Futuro”, que eliminaba parte del último año a cambio de prácticas laborales en empresas.

En esa ocasión, el protocolo que llegó hasta las escuelas pedía que el director denunciara la toma ante la Policía. Sin embargo, la Justicia respondió de manera rápida y contundente: el derecho a la protesta no constituía ningún delito.

Padres vs hijos e hijas

De acuerdo a este nuevo protocolo, en caso de una toma, los directores de escuela deberán citar a los padres para que retiren a los chicos de la institución. Así,  en los casos en que las familias aprueben la toma, el gobierno buscará que los padres se hagan cargo de los gastos por los daños en el establecimiento.

Las multas que deberían  afrontar las familias de los chicos que tomen las escuelas serían determinadas por el Procurador General de la Ciudad. Entonces se trasladaría la responsabilidad sobre los chicos y los daños materiales que puedan suceder a los padres de los estudiantes, en vez de recaer sobre el rector como hasta ahora.

Se estaría estigmatizando a las tomas y a los estudiantes, como lo hicieron los medios tradicionales de comunicación en conjunto con el pensamiento del gobierno en este caso.

Contradicciones

Los directores deberán dar intervención también al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al SAME. También sacar fotos de la escuela del antes y después de las tomas para remarcar los casos de vandalismo. Esto último resulta claramente contradictorio, ya que en las tomas del año pasado, muchos estudiantes aprovecharon el tiempo libre para pintar y arreglar las aulas deterioradas, justamente por la falta de mantenimiento escolar de parte del gobierno.

Desacuerdos

El tutelar Gustavo Moreno, que el año pasado presentó un amparo contra la reforma inconsulta afirmó: “Lo que están intentado hacer es que desaparezca la toma de las escuelas a través de la presión a los padres para que se hagan cargo de todo lo que pudiera pasar en la escuela durante la toma”.

Según Moreno, los nuevos lineamientos son una forma “de poner en contradicción a los papás con los chicos por una cuestión económica, por lo que pueda pasaren la toma y los supuestos perjuicios económico para las escuelas”.

Aún queda comprobar la legalidad de la propuesta de este nuevo protocolo antitomas.

Por último, el legislador del Frente de Izquierda, Gabriel Solano, consideró al protocolo como una “resolución represiva”, también pidió que la Ministra de Educación, Soledad Acuña, sea citada a la Legislatura para dar explicaciones.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba