Noticias Porteñas

La política de la austeridad

Horacio Rodríguez Larreta llamó al diálogo y al poder de los vecinos para gobernar. En el día de inicio de las sesiones ordinarias, el trending topic fue la palabra “juntos”.

Ayer el jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, dio inicio al “XXI Período de Sesiones Ordinarias” de la legislatura y durante escasos 40 minutos y por tercera vez consecutiva, ofreció una síntesis de su gestión en el año pasado y anticipó los objetivos que promete cumplir para este ejercicio de poder.

No fue un día más para el oficialismo porteño, debido a que luego de trece años de representación legislativa en el recinto, alcanzaron por primera vez la mayoría de 34 legisladores que integrarán el bloque de “Vamos Juntos”.

Es un honor estar en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para abrir las sesiones de este nuevo año, el tercero desde que los vecinos nos dieron la responsabilidad de trabajar juntos para hacer de la Ciudad un mejor lugar para vivir. Esta responsabilidad nos acompaña en todo momento. Está presente en cada idea que pensamos, en cada proyecto que impulsamos y en cada acción que llevamos adelante junto a los vecinos. Y digo ‘junto a los vecinos’ porque trabajamos juntos, en equipo. Somos los vecinos quienes conocemos mejor que nadie qué necesitamos transformar“, comenzó diciendo el mandatario.

El ”juntos” rápidamente se convirtió en el trendic topic del discurso, que llegó a su clímax cuando Larreta arengó: “El poder es de los vecinos. Hoy nos toca, como gobierno, llevar adelante las transformaciones en la Ciudad. Estando ahí, bien cerca, escuchando, atendiendo, conociendo de primera mano qué necesidades tenemos, qué nos quita el sueño, qué soñamos y qué nuevos desafíos tenemos por delante“.

Por supuesto, también aparecieron otras “muletillas” del discurso PRO ya conocidas por los porteños, en este caso respecto de los desafíos que se tienen por delante: “Como siempre, cada uno de ellos los vamos a tratar con los valores que nos identifican: con diálogo, con respeto y con el espíritu constructivo que caracteriza a esta casa de todos los porteños“.

Y algunas contradicciones evidentes, si se hila fino todo lo que Larreta manifestó ante los legisladores presentes. Hubo mucho énfasis en decir que la “la transformación es el corazón de la gestión”, pero asimismo se convocó a un “gran diálogo para que juntos acordemos cómo ser todavía más austeros y liberar la mayor cantidad de recursos a la inversión para mejorar los servicios y bienes públicos”.

Transformar con austeridad no parecería para este cronista algo suficientemente convincente. De todos modos, Larreta esbozó las frases que a la mayoría de los porteños les gusta escuchar: “el futuro es la educación”; “estamos llevando una importante agenda de género”; “cada vez más porteños cumplen el sueño de la casa propia” “tenemos un nuevo sistema de turnos en los hospitales”; “lanzamos la tarjeta cultural para jóvenes de 16 a 18 años de la escuela pública y sus docentes”; “vamos a cambiar la actual barrera de camiones del bajo porteño por parques y plazas”  y “evitamos el uso de 500 millones de bolsas plásticas de supermercado con la implementación de las bolsas no descartables y ecobolsas”.

Tiene su estilo. Se gestión se respalda en muchos casos en acciones concretas. La política de la austeridad se explicita. ¿Más impuestos y menos gastos? Esa puede llegar a ser una explicación.

Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas Noticias

Arriba